La combinación entre el conflicto todavía irresuelto del aumento de tarifas, la persistencia de la inflación, la recesión económica y el temor a perder el trabajo parecen haber impactado en la imagen del presidente Mauricio Macri y en el índice de aprobación de su gobierno.
Esa es la principal conclusión de una encuesta realizada por Poliarquía Consultores que midió la situación política de la administración de Macri, junto con una serie de variables vinculadas con la situación económica.
La lectura global de los resultados del estudio, y su comparación con los registrados en la medición realizada en junio y julio pasados muestra que, tras las ligeras alzas de los últimos dos meses (sobre todo en julio, posiblemente por el cobro del aguinaldo), ni Macri ni su administración sostuvieron en agosto la incipiente recuperación de los indicadores de opinión pública que habían mostrado los meses anteriores.
GRAFICO.jpg
Puesta en números, la aprobación del Gobierno retrocedió 4 puntos este mes y volvió a ubicarse en un 56%, el mismo valor de junio que fue, además, el registro más bajo de lo que va del año. La desaprobación, en tanto, se ubicó en 43%, la misma marca que en junio y también la más alta desde que Macri asumió la presidencia.
La evolución anual de ese indicador muestra que el Gobierno tuvo el mayor nivel de aprobación en enero. En la misma línea, la imagen de la administración, en tanto, perdió 6 puntos.
También la imagen positiva de Macri cayó 4 puntos y, por primera vez, quedó por debajo del 50%. Se ubicó en 46%, mientras que la imagen negativa registró un 34% y la regular, el 20 por ciento restante.
"Pese al deterioro del clima social y el retroceso de la aprobación de Macri, el apoyo al Gobierno se mantiene en niveles elevados. El 59% de los consultados considera que este gobierno sabe cómo resolver los problemas y un 55% cree que el país mejorará en el futuro próximo", sopesó ante la consulta de La Nación Alejandro Catterberg, director de Poliarquía Consultores.
Para completar el panorama, el relevamiento de la consultora avanzó con preguntas sobre la coyuntura económica. Indaga en particular sobre la percepción respecto de la evolución de los precios y la inflación. Ante una pregunta sobre qué pasará con los precios en los próximos tres meses, el 40% de las personas consultadas opinaron que "van a aumentar, pero de manera moderada", el 33% consideró que "van a mantenerse o descender" y el 25%, que "subirán mucho". El 2% restante dijo no saber o prefirió no contestar.
El reparto de opiniones cambia sustancialmente cuando la pregunta se repite, pero para el último mes. La mayoría, el 68% se inclinó por el "aumentaron mucho" y el 24% observó subas moderadas. Sólo el 7% consideró que los precios se mantuvieron estables o bajaron.
También empeoraron otros dos indicadores económicos significativos. El 43% de los consultados por Poliarquía evaluó que la situación económica es mala. La cifra esta 7 puntos por encima de la marca del mes de julio (36%). Aumentó, además, la porción de encuestados que consideró mala su situación económica personal. Mientras que en julio había dado ese diagnóstico el 16%, este mes fueron 21%.
Por otra parte, la encuesta también registró que un porcentaje sustancial de los consultados teme, en alguna medida, perder el trabajo o que eso le pase a algún familiar.
El 29% dijo estar "muy preocupado" por la posibilidad de quedar desempleado, otro 20% se inclinó por la opción "preocupado". Es decir, casi la mitad de los encuestados (49%) mostró inquietud frente a su situación laboral en los próximos meses.
Del otro lado de la balanza, la mirada sobre el futuro sigue siendo mayoritariamente positiva, como viene ocurriendo desde el inicio de la gestión de Macri. "¿Cómo cree que será la situación general del país dentro de un año?", preguntó Poliarquía. El 55% opinó que será mejor, el 14%, regular y el 26% peor. El 5 por ciento restante optó por el "no sabe/no contesta".
GRAFICO1.jpg
Cuestión de imagen
Otro apartado de la encuesta pone la lupa sobre la imagen de varios dirigentes nacionales.
El estudio muestra que María Eugenia Vidal sigue siendo la figura política con mejor imagen. La gobernadora bonaerense registra una imagen positiva de 52%, mientras que la regular llega al 22% y la mala al 20%.
Cristina Kirchner conserva una imagen positiva del 31% (subió 3 puntos), aunque la valoración negativa trepa a 54% y la regular a 15%.
Sergio Massa tiene la misma imagen positiva que Macri (46%), mientras la imagen regular registra 33 puntos y la mala, 19.
Por último, Elisa Carrió registra 45 puntos de buena imagen, 22 de imagen regular y 31 de mala imagen.
La encuesta de Poliarquía Consultores se hizo entre el 1º y el 9 de agosto pasados. Para su realización se consultó por teléfono a 1005 personas en sus hogares. Todos ellos viven en centros urbanos de más de 10.000 habitantes y son mayores de 18 años.
El error estadístico del estudio es de +/- 3,15% para un nivel de confianza del 95%.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora