*

Revelan extraña operación de los hermanos de Macri a días de las elecciones de 2015

Los movimientos de fondos que despertaron la alarma de una fiscalía alemana por parte de sociedades vinculadas a Gianfranco y Mariano Macri, hermanos del presidenteMauricio Macri, fueron realizados seis días antes de que se celebrara la primera vuelta electoral de 2015, publicó hoy el diario La Nación.

Gianfranco y Mariano Macri quedaron bajo la lupa de la Fiscalía de Hamburgo cuando la firma BF Corporation, constituida en Panamá, le requirió el 19 de octubre de 2015 al banco UBS Deutschland AG que procediera al cierre inmediato de su cuenta y transfiriera los fondos remanentes a otra cuenta en Ginebra, en el banco J. Safra Sarasin, según la versión periodística.

De acuerdo a lo que surge de esa documentación, los apoderados de BF Corporation -creada por el bufete panameño Mossack Fonseca y operada por el estudio contable uruguayo Lussich- fueron más lejos y le pidieron al UBS "destruir toda la correspondencia" que pudiera perdurar en sus archivos.

Los apoderados de BF Corporation se negaron también a responder las preguntas de sus oficiales de cumplimiento sobre operaciones por varios millones de dólares.

Luego, con todos esos factores de riesgo en danza, el UBS reportó lo que ocurría con esa cuenta a las autoridades.

Según la versión publicada por La Nación, a partir de ese momento, la Fiscalía de Hamburgo combinó los datos del UBS con otros de su sistema financiero.

La Fiscalía de Hamburgo tras vincular a los Macri con BF Corporation, procedió luego a contactar a la oficina de Interpol en Wiesbaden, que el 25 de agosto pasado envió un correo electrónico a sus oficinas en la Argentina, Uruguay y Panamá.

"En el marco de las noticias publicadas en la prensa sobre el asunto conocido como losPanamá Papers' -detalló Interpol- una entidad crediticia alemana emitió comunicaciones de operaciones sospechosas contra las personas relacionadas a continuación, después de que las mismas no remitieran la documentación fiscal que le había reclamado el banco", subrayó.

A continuación, Interpol enumeró a las "personas implicadas": Gianfranco y Mariano Macri, Santiago Lussich Torrendel, y sus hijos, también contadores uruguayos, Rodrigo y Santiago Lussich Rachetti.

Desde Hamburgo también enviaron vía Interpol datos sobre otras 67 personas y 11 sociedades o empresas vinculadas de alguna forma a la Argentina.

Entre otros, Juan Ramón Garrone, directivo de la empresa Iecsa -del primo de los Macri, Ángelo Calcaterra-, y un funcionario de rango medio del Ministerio de la Producción, Federico Zin, hijo del exministro de Salud bonaerense, Claudio Zin.

Con el material que llegó desde Hamburgo, la Procelac inició su propia investigación.

El miércoles radicó una veintena de denuncias en el fuero penal económico y presentó su dictamen sobre BF Corporation ante el juez federal Sebastián Casanello y el fiscal federal Federico Delgado, quienes instruyen una causa sobre Macri y su entorno familiar y empresario a partir de la irrupción de los Panamá Papers.

En esa presentación, la Procelac estimó que el pedido de BF Corporation de borrar la correspondencia "se valora como un indicio de ilicitud, en tanto podría haber estado encaminada a destruir documentos o pruebas que acrediten la relación entre las personas identificadas (en Hamburgo) y las operaciones sospechosas que deberían ser investigadas a partir de la presente denuncia".

Por ese motivo, la Procelac sugirió requerir más información a Alemania, como así también a distintos organismos públicos locales.

Entre ellos, la unidad antilavado (UIF) para que informe si tiene más datos sobre los hermanos Macri y los Lussich, o recibió consultas sobre ellos de sus contrapartes en otros países.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...