José Javier Aramayo, alias Indio o Apache, quien había sido condenado por la Sala III del Tribunal de Juicio el 28 de enero pasado a 16 años de prisión por el homicidio de Marcela Mamaní, cuyo cuerpo no apareció, fue liberado hace seis días. Así lo resolvieron los jueces de la Sala III del Tribunal de Impugnación tras un recurso de casación interpuesto por la defensa del condenado.
Pablo Mariño y Rubén Arias Nallar revocaron la sentencia dictada y absolvieron a José Javier Aramayo del delito por el que había sido condenado, ordenando en consecuencia su inmediata libertad. Para ello, los jueces hicieron aplicación del principio de la duda, previstos en los pactos internacionales, en la Constitución nacional, en la provincial y en el Código Procesal Penal.
"No se arribó a la certeza positiva sobre la autoría del hecho por José Javier Aramayo. Por ello, no es posible decidir de otro modo, debiendo prevalecer el "in dubio pro reo", apuntaron los jueces de Impugnación. "No habiéndose acreditado la hipótesis acusatoria, se impone la absolución como única solución en el Estado constitucional de derecho", apuntaron.
Según los jueces de la Sala III de Impugnación, el Tribunal de Juicio forzó una interpretación ante la falta de pruebas aportadas por la Fiscalía actuante, haciendo un intento de superar esta falencia, ya que en la causa no quedó probada la presencia de Marcela Mamaní en la casa de Aramayo, supuesto lugar del hecho.
Por otra parte, los jueces dijeron que si bien existía violencia de género, no se puede adjudicar a Aramayo el asesinato debido a estos antecedentes.
Agregaron que la falta del cuerpo y el transcurso de los días entre la desaparición de la joven y los allanamientos practicados no son indicios suficientes para imputar a Aramayo, sino que debieron buscarse más indicios de que esto hubiera sucedido, como el móvil que se usó, si alguien lo ayudó o rastros biológicos que indiquen su participación.

La querella

"Aún no me han notificado. Tengo entendido que iban a notificar a la Fiscalía, que iban a enviar el expediente pero todavía no sucedió. Aramayo está libre desde el 21 de diciembre. Me enteré por otras fuentes. Aún no puedo expresarme al respecto porque no me notificaron pero llegado el caso lo vamos a recurrir en recurso extraordinario", manifestó ayer Pablo Arancibia, el abogado de la familia de Marcela Mamaní.
Según un familiar, escuchó un rumor sobre el tema pero nada formal. Esperará tomar contacto con el abogado de la familia para interiorizarse mejor. "Hay miembros de la familia que tampoco saben sobre el tema", dijo.

El juicio

Se trató de un fallo histórico ya que los jueces de la Sala III, Pablo Farah, Carolina Sanguedolce y Ángel Longarte, condenaron a Aramayo de homicidio sin que el cuerpo de la víctima apareciese. Un elemento de prueba fundamental.

El caso

Marcela desapareció el 16 de febrero de 2012. Sobre José Javier Aramayo recayeron las primeras sospechas. Según los familiares de Mamaní, Aramayo la golpeaba constantemente y por ese motivo ella lo denunció y la Justicia dictó una medida de restricción. Sin embargo, ninguno de los dos la cumplió. Aún contra la voluntad de su familia, Mamaní pasaba la noche en la casa de Aramayo y de día estaba con su madre. La joven no trabajaba pero cobraba la asignación universal por hijo, ya que es madre de un niño. Desde su desaparición esa cuenta nunca tuvo movimiento.
La familia de Mamaní no estaba de acuerdo con esa relación, a pesar de que Aramayo vivió en la casa de la chica durante un mes. Pero cuando se enteraron que era un fiel devoto de San la Muerte y que seguía ritos extraños, ya no lo quisieron en la familia.
Marcela Mamaní fue intensamente buscada en distintos lugares de la capital, incluso se hicieron varias excavaciones, sin resultados.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...