El ex juez federal de la ciudad salteña de Orán, Raúl Reynoso, quien fue detenido ayer acusado de liderar una asociación ilícita dedicada a beneficiar con gestiones judiciales a narcos, apelará la prisión preventiva y, de manera subsidiaria, pedirá el arresto domiciliario.
Así lo adelantó a la agencia Télam el abogado del ex magistrado, Federico Magno, quien precisó que la presentación de Reynoso ante el juez de la causa, Julio Bavio, además de la correspondiente indagatoria, se concretarán durante la semana.
"Ahora estamos preparando el recurso de apelación de la prisión preventiva, que vamos a presentar mañana y, subsidiariamente, vamos a pedir la prisión domiciliaria", explicó Magno.
Para el letrado es "más que evidente la mala voluntad del juez" que está a cargo de la causa, debido a que la prisión preventiva ya fue apelada luego del procesamiento de Reynoso y está a la espera de la resolución de la Cámara Federal de Casación.
El ex juez federal de Orán fue detenido ayer, tras lo cual fue llevado a la Agrupación Séptima "Salta" de Gendarmería Nacional, luego a dependencias del aeropuerto internacional "Martín Miguel de Güemes para la toma de huellas dactilares y la revisación médica realizada por profesionales de la Policía de Seguridad Aeroportuaria y finalmente quedó alojado en la Delegación Salta de la Policía Federal Argentina.
Para hoy se esperaba el traslado del ex juez ante Bavio para la notificación formal, pero Magno explicó que, para evitar cuestiones de logística, él mismo se presentó ante el magistrado en representación de su asistido para la notificación correspondiente.
En ese encuentro, dijo el letrado, se acordó con el magistrado que "la indagatoria se concretará en el transcurso de la semana".
La semana pasada, el presidente Mauricio Macri le aceptó la renuncia al ahora ex juez federal de Orán, quien está procesado con prisión preventiva, acusado de liderar una asociación ilícita dedicada a beneficiar a narcos.
Reynoso, que a las ayer perdió los fueros que impedían su detención, estaba suspendido en su cargo por el Consejo de la Magistratura desde el 22 de diciembre del año pasado, pero por otra causa, y estaba prevista la realización en breve de un juicio político en su contra.
En el decreto 625/2016, publicado en el Boletín Oficial del viernes último, el Presidente y el Ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano, aceptaron la renuncia de Reynoso, haciendo constar en los considerandos que "es necesario proceder" a su aceptación.
La su dimisión, entregada el 15 de abril pasado al subsecretario de Relaciones con el Poder Judicial, Juan Mahiques, Reynoso argumentó "cansancio moral" después de "una década luchando contra el narcotráfico", además de problemas de salud.
El ex juez fue procesado con prisión preventiva el 30 de noviembre pasado, por el juez Bavio, quien lo acusó de liderar una "asociación ilícita, concusión y prevaricato", al hacer lugar al pedido del fiscal federal 2 de Salta, Eduardo Villalba, y a su par de la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar), Diego Iglesias, quienes habían iniciado una investigación a partir de una serie de denuncias en su contra.
Para el magistrado, Reynoso, en su carácter de "jefe u organizador de la asociación ilícita", determinaba "en cada caso el monto de dinero o tipo de dádiva que la víctima debía afrontar como contraprestación al beneficio procesal a recibir".
Al declarar en la causa, Reynoso negó todos los cargos pero terminó procesado, decisión que en marzo confirmó la Cámara Federal de Salta.
De la investigación surgió que el juez actuaba en complicidad con el jefe de despacho de su juzgado, Miguel Saavedra; del ordenanza Julio Cesar Aparicio, de la hermana de éste, Rosalia Aparicio, y de los abogados Ramón Valor, René Gómez, María Elena Esper y Arsenio Eladio Gaona.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...