*

Reynoso esperará el juicio en su contra en la cárcel de Güemes
Intentó pero no pudo. Ayer, bajo el sol de invierno, una camioneta de la Policía Federal ingresó en la cárcel federal de Güemes. En la cabina, en el asiento de atrás, iba el exjuez federal de Orán Raúl Reynoso, quien desde ese momento permanecerá allí hasta que se defina su situación judicial.
Está acusado y detenido por supuestamente liderar una asociación ilícita que liberaba narcotraficantes a cambio de dinero y bienes.
Su traslado fue un duro revés judicial.
La semana comenzó con la noticia de que el juez federal Julio Bavio, que entiende en la causa por las coimas a narcos, había dispuesto que lo trasladen desde la Federal a la cárcel de Güemes.
Nadie lo dijo oficialmente, pero hay versiones de que en la Federal ya no querían mantener al exjuez. Falta de espacio y de condiciones, aducen las voces más reservadas.
El martes 28, Reynoso había presentado ante el juez federal Nº 2, Miguel Medina, un hábeas corpus para evitar el cambio de lugar de detención.
Raúl Juan Reynoso EXJUEZ FEDERAL DE ORÁN Tiene 57 años y en 2004 fue el primero en ocupar el cargo de juez federal de Orán. El 1 de mayo fue detenido, acusado de asociación ilícita, concusión y prevaricato.
Además de su estado de salud -es hipertenso y diabético, había argumentado que en la prisión federal están alojadas personas que él ordenó arrestar. "Nuestros detenidos en Güemes fueron por causas en las que yo intervení. Si algo me ocurriera, los responsabilizo desde ya", escribió en el recurso que presentó.
Antes de decidir, el juez Medina pidió opinión al fiscal federal Ricardo Toranzos, que a su vez solicitó información a profesionales y funcionarios. Básicamente buscaba verificar si había un espacio seguro en la cárcel de Güemes, y cómo estaba el exjuez de salud.
La acusación al magistrado Según la Procunar y la Fiscalía Federal 2, al menos desde el 19 de marzo de 2010, el exjuez lideró una banda que liberaba narcos a cambio de plata o bienes.
Con toda esa información, ayer Medina rechazó el hábeas corpus y ordenó el traslado.
Alrededor de las 15, Reynoso subió a una camioneta 4x4 de la PFA. En menos de una hora, el vehículo atravesó el portón de hierro y el exjuez federal pasó a una celda personal, sin contacto con otros detenidos del penal.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...