El cuádruple homicida Ricardo Barreda podrá moverse en libertad, sin rendir cuentas a la Justicia, que consideró extinguida su pena a reclusión perpetua por la masacre que cometió hace 23 años y medio cuando asesinó a toda su familia.
Según informó el diario El Día, el juez de Ejecución Penal, Raúl Dalto firmó la resolución en los últimos días que favorece a Barreda, de 80 años, quien estaba con libertad condicional y vivía en la casa de un amigo en Tigre, al norte del Gran Buenos Aires.
Tras ser condenado en 1995, el 23 de mayo de 2008 le concedieron la prisión domiciliaria y se trasladó a la residencia de su pareja, Berta "Pochi" André, en el barrio porteño de Belgrano. En 2011, la Justicia le dio la libertad condicional.
El 22 de diciembre de 2014 volvió a prisión, luego de que se le revocara la libertad condicional porque la convivencia se había tornado peligrosa para la docente jubilada, quien falleció en julio del año pasado. A principios de enero, salió de la cárcel de Olmos y se trasladó a Troncos del Talar, localidad de Tigre donde logró fijar domicilio para la libertad condicional que le fue otorgada al borde de fines del 2015.
El crimen. El 15 de noviembre de 1992, en su casa de Calle 48 entre 11 y 12 en La Plata, Barreda asesinó con una escopeta Victor Sarrasqueta a su esposa Gladys (57), a su suegra Elena Arreche (86), y a sus hijas Cecilia (26) y Adriana (24), presuntamente como reacción a los maltratos que recibía de todas ellas. El odontólogo intentó ocultar su responsabilidad en el crimen al principio de la investigación haciéndolo pasar por un robo al hogar, pero finalmente confesó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


dario jorge daguerre DAGUERRE

que loca ambas la pro y traga


Se está leyendo ahora