¿Cuánto marca el termómetro hoy? Si se levanta por sobre lo soportable, ­abandone la pasta y el tuco, deje el asado violento y las infusiones ardientes! ...Al menos, hasta que vuelva ese frío que en Salta pela las manos sin guantes. Es que los veranos por estas regiones suelen ser bastante pesados. Y como con el resto de las cosas importantes de la vida, debemos adaptar las comidas y en general, todo lo que consumimos. De esta manera evitaremos sorpresas desagradables y nos pondremos a tiro del clima.
Podemos comenzar incluyendo en nuestra lista, frutas como la sandía: quita la sed, es diurética y desintoxicante. Óptima integradora de vitaminas, en particular de la C, y de las sales minerales perdidas en el sudor. Se supone que es originaria del Valle del Nilo. Curiosamente, se mantiene fresca bajo el sol. Optimo también es el melón, ya que favorece la disolución de jugos gástricos. Y por su elevado contenido de azúcares, aporta energía y su carga calórica es insignificante; tiene mucho de vitaminas B y C, y de proteínas. Rico en fósforo y magnesio, potasio y vitaminas (B1, B2 y C), con un modesto contenido calórico, el durazno es ideal en la alimentación veraniega. Los alimentos con alto valor calórico disparan la temperatura corporal, así que siempre conviene optar por las ensaladas frescas, preferentemente, de hortalizas. Aportan agua, vitaminas, minerales, antioxidantes y fitoquímicos. Es consumirlas de varios colores, tanto en el almuerzo como en la cena. En una comida se pueden combinar con una porción de carne blanca o roja magras, y en la otra, con cereales integrales o legumbres.
Y aunque a nuestra provincia llega congelado y es mejor evitar los que ya vienen empanados, el pescado de mar es ideal para el verano. A diferencia de otras carnes, se digiere fácilmente, contiene menos calorías y, sobre todo, posee ácidos grasos omega 3, que contribuyen en la disminución del colesterol LDL (el malo) y ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares. Para preparalo, recomendamos la plancha o la parrilla, además de combinarlo con vegetales. El atún, el salmón, el abadejo, la merluza y el lenguado, son los recomendados en este caso.
Consideremos al tomate, una de las hortalizas más dietéticas y que sin embargo otorga al organismo una buena dosis de fibras, vitaminas en particular la C, pero también la B1, B2, y PP, además de sales minerales como el fósforo, calcio y magnesio. También contribuye a desintoxicar y regenerar el organismo, favoreciendo la digestión de los almidones. La lechuga, justo porque se consume cruda y así conserva sus características nutricionales. El verano es también la estación del yogur y de los quesos frescos y magros -no fermentados-, alimentos útiles para prevenir los disturbios intestinales del calor.
Fantaseemos con las verduras: calabacines perfumados al vinagre, pimientos al horno aliñados con aceite y limón, achicoria en ensalada. Todo acompañado de pollo cocido al vapor. La cocina al vapor es óptima para una alimentación ligera y sabrosa, sin grasas. Y la verdura de temporada es también óptima cruda: tomates, apio, zanahorias, pepinos, pimientos, rábanos, cebollas... ¡Riquísimos!
Los fiambres y embutidos de las picadas, conviene reducirlos, por el alto contenido de sodio y grasas saturadas. Los mariscos son un buen reemplazo: además de ser riquísimos y frescos, son una fuente de nutrientes y ácidos grasos omega 3. Protagonista de los condimentos es el aceite extra virgen de oliva, mejor si es usado con albahaca, laurel, perejil, menta o romero. Todas las hierbas aromáticas son utilísimas para reducir la cantidad de sales y de grasas, normalmente añadidos para dar sabor a las comidas. Como sea, adeptemos nuestras dietas y que ya no nos amedrente el sol. Y... ¡a disfrutar junto a la pileta!
cocteles.jpg

¿Un "trago verde" para estar bien?
Un "batido verde" es una bebida que se prepara en una licuadora llena de diferentes frutas y verduras. En cuanto usés toda la verdura y la fruta, vas a conservar la fibra y otros nutrientes que pueden perderse en un jugo. Dependiendo de las frutas y verduras que uses, tendrás una buena dosis de vitaminas y minerales esenciales que ayudan a lo largo del día. La razón por la que es verde, es porque se basa en vegetales como la espinaca, acelga, berros o rúcula que la mayoría olvida en su dieta. Como ejemplo, de base se puede usar agua de coco, agua, leche, alternativas como la avena, almendras o leche de coco. De verdes se usa espinaca, acelga, berros, rúcula, perejil, cilantro. Ahora, el "Batido Dedox", para después de una noche de fiesta: ayudará a desintoxicar tu sistema. Poné a licuar: Media taza de agua de coco, un puñado de espinacas, un puñado de rúcula, una pizca de cilantro, tres rodajas de pepino y la mitad de un palo de apio. Sumale un puñado de arándanos, una cucharadita de cúrcuma, otra de lúcuma y ¡listo!
Probala y contá.



¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora