*

Ricky acuchilló a su mujer
Celos, agresiones y arrepentimiento. Esa habría sido la secuencia de lo vivido en el hogar del reconocido boxeador Ricardo "Ricky" Santillán, cuando agredió a su mujer, Malena Escobar.
El deportista continuaba ayer detenido en la comisaría 45, de Tartagal, acusado de violencia de género. Entre la tarde del viernes y ayer, trascendieron algunos de los detalles de lo sucedido a mediados de la semana en la casa que la pareja comparte en el barrio Kirchner, en la zona oeste de Tartagal.
Según el relato que dio Malena, esta no es la primera vez que sufre golpes y otras agresiones de su esposo. Y el motivo es siempre el mismo: celos.
Me vive celando con cualquiera, llega a la casa y empieza a revisar todo; ya me rompió cinco celulares porque cree que recibo mensajes de otro hombre, habría dejado registrado la mujer en su denuncia.
Con el paso del tiempo las escenas violentas van en aumento. No es la primera vez que me pega, antes eran golpes pero ahora fue con un cuchillo... pensé que me mataría, habría agregado.
El ataque
Según se supo ayer, el boxeador no solo golpeó con los puños a Malena. También la atacó con un cuchillo. Le provocó cortes en una oreja, un brazo y le asestó un planazo con la hoja de metal en el pecho.
Todo transcurrió en medio de una fuerte discusión, primero, y luego gritos y llanto de la mujer. Como cuentan muchas otras mujeres víctimas de violencia, después de la golpiza y cuando "se le pasó la bronca" Ricky se arrepintió. En medio de pedidos de perdón y disculpas, intentó cerrarle la herida de la oreja pegándosela con la "Gotita".
La mujer puso la denuncia en la Policía y poco después Santillán fue detenido. El viernes pidió la eximición de prisión, pero le rechazaron el pedido.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...