Un robo de gasoil a granel fue descubierto en el poliducto en un sector cercano al paraje Zanja Honda, al norte de Tartagal. Un sujeto junto a otro cómplice, a bordo de un camión cisterna, sustraían combustible del ducto que proviene de Campo Durán y llega hasta el centro del país, cuando fueron sorprendidos por efectivos del Sistema de Emergencia 911 de la Policía.
Investigaciones posteriores mostraron que el gasoil robado era luego vendido a productores agropecuarios y madereros de la zona a un precio bajísimo. La distribución, según los testimonios recabados por los investigadores, se hacía con el camión cisterna a un mercado "seguro" de productores ubicados a la vera de la ruta nacional 34, cerca de Tartagal y localidades vecinas.
Equipados
Los sujetos tenían, además del vehículo y el tanque, una motocicleta y todos los elementos para "pinchar" el poliducto y sustraer el fluido desde adentro del caño.
Un dato no menor para la investigación es que, al parecer, tenían información precisa sobre la hora en la que el poliducto transporta gasoil, ya que por esas cañerías también se derivaran otros subproductos desde Campo Durán a la planta de Montecristo (Córdoba), como kerosene o nafta sin refinar. Esto haría pensar que los dos hombres tendrían algún contacto interno en la empresa que opera el ducto.
Marcos Daniel Ponce, dueño de la casa donde estaba el camión, y Claudio López, chofer y dueño del vehículo, fueron sorprendidos en plena acción por los efectivos que realizaban un patrullaje de rutina; la peligrosa maniobra llevaba varias horas ya que habían logrado sustraer más de 5.000 litros de gasoil. Los policías detuvieron a los dos sujetos y todos los elementos -bombas, mangueras, abrazaderas, entre otros- que utilizaban para sustraer el combustible, mientras tres hombres más lograron darse a la fuga en medio de la noche. Todos están identificados. El camión marca Dodge patente UCB 335 fue secuestrado y puesto a disposición de la Justicia Penal.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora