Güemes se encuentra atravesando por momentos en que la inseguridad ha puesto en alerta a toda la comunidad, dado que se contabilizan entre dos y tres robos cada 24 horas, y ya son muchas las personas que hablan de hacer justicia por mano propia.
El mi├ęrcoles, delincuentes ingresaron a la parroquia Virgen del Valle, ubicada en la Banda Este, donde rompieron un port├│n y sustrajeron del garaje una cortadora de c├ęsped y una hidrolavadora.
Al tomar conocimiento del hecho, el sacerdote Le├│n Aufrede decidi├│, adem├ís de dar participaci├│n a la polic├şa, poner el robo en conocimiento de la comunidad.
"Lo que está pasando es muy grave, seguramente son menores que no les importa nada y ya deben haber vendido por monedas lo que robaron. Pero esto ocurre a diario y nadie hace nada. Por eso me dirijo a la comunidad y si alguien vio algo o le ofrecieron comprar estos productos, que sepan que son robados y que me avisen", manifestó.
El cura g├╝┬üemense carg├│ tambi├ęn contra las autoridades y en forma particular contra la Fiscal├şa Penal local. "Todos sabemos, con nombre y apellido, qui├ęnes son los que roban, entran y salen a cada rato, hay que trabajar m├ís en cada caso. Se├▒ora fiscal ┬┐qu├ę es lo que usted hace? Si es incompetente para el cargo v├íyase a su casa", dijo.
El comisario inspector Paulino Flores dijo a su turno que "estamos haciendo mucho, hemos desbaratado varias bocas de expendio de droga, realizamos intensos operativos policiales, hemos detenido un elevado n├║mero de ladrones. No es de nuestra competencia dejarlos detenidos. Existe una Fiscal├şa que se encarga de eso".
Lo que causa alarma es que la comunidad se está manifestando a favor de la justicia por mano propia. Ya hubo un incidente en el que desde una camioneta en movimiento se realizaron disparos contra la vivienda de uno de los señalados como responsable de los robos, y personas mayores afirmaron públicamente haber comprado armas de fuego.

┬┐Qu├ę te pareci├│ esta noticia?

Secci├│n Editorial

Comentá esta noticia

´╗┐
americo guillermo  gonzalez

mmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm


Se está leyendo ahora