Robaron la imagen de la Virgen de Fátima, del barrio homónimo de La Merced. La gruta se encuentra ubicada en uno de los extremos de la barriada y a ella acuden los fieles a brindarle su devoción a diario. Sin embargo, la delicada escultura de palo santo de unos 30 cm desapareció el domingo.
"La puerta de gruta fue violentada y se llevaron la virgencita. Es increíble. Seguramente son los changos que se juntan muchas veces a tomar de noche en la plazo o bien vuelven del baile y no respetan nada", contó una vecina.
La Virgen de Fátima es patrona del barrio, inaugurado hace poco más de una década en el extremo este del casco urbano de la localidad. Los daños infringidos a los espacios públicos no solo afectan en este caso a la gruta de la Virgen, sino que también de la misma plaza sustrajeron las costosas farolas que iluminan el lugar.
María, otra vecina de la zona explicó: "Los vecinos también deben cuidar lo que es de uso de ellos mismos. Cuando ven movimientos extraños o que alguien está haciendo daño tienen que dar aviso a la policía. No podemos permitir que los inadaptados destruyan lo que tanto esfuerzo cuesta conseguir y que hacen a nuestra calidad de vida, como lo es un espacio verde".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora