Además de los robos diarios, a plena de luz del día y en cualquier sector de la provincia, esta vez los ladrones esperaron la función nocturna en un teatro céntrico de la ciudad para delinquir. El hecho ocurrió el viernes cerca de las 23.30 cuando uno de los empleados del lugar observó extraños movimientos de tres hombres.
Según expresó uno de los empleados del teatro, uno de los ladrones tenía remera blanca, otro una campera negra y el conductor de un Ford Fiesta color blanco con una remera rayada. Desde adentro del vehículo salía humo y en una de las ocasiones trataron de violentar un vehículo estacionado sobre las calles Vicente López y España. Fue uno de los intentos fallidos de los ladrones.
El denunciante sostuvo que hicieron lo mismo con un auto estacionado sobre Pueyrredón, un Renault Megane gris, perteneciente a otro de los empleados del teatro. En esos instantes se desarrollaba una función en el lugar, momento en que los audaces sujetos aprovecharon para delinquir. Minutos después salió el dueño del auto y constató que le habían robado el estero y los parlantes.
Frente al relato y las características de los victimarios, los policías lo interceptaron en Leguizamón y 25 de Mayo, allí divisaron el Ford Fiesta blanco con los ladrones a bordo. El chofer pudo escapar, mientras los otros dos sujetos de 35 y 24 años fueron detenidos. El auto quedó secuestrado en una de las bases policiales.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...