En Coronel Moldes no son pocas las dificultades para encontrar el rumbo y dejar atrás demasiado tiempo de desorden e irregularidades.
Mientras, el interventor Rodolfo Antonelli, quien asumió hace solo cuatro días, dispuso de inmediato una suerte de auditoría en cada una de las oficinas, los delegados gremiales ya no solo piden que les paguen los sueldos adeudados, sino que se mostraron molestos porque "sigue la misma gente que tenía el exintendente Osvaldo Darío García y en los mismos puestos", dijeron.
Y para completar el panorama, muchas personas que no tenían un lugar ni función definida se presentaron "a trabajar" apenas se intervino la comuna. Es decir que el excedente de personal quedó en evidencia y la amenaza de nuevos conflictos con los gremios UPCN y ATE están latentes.

Antonelli, contundente

"No hay ningún funcionario de la gestión anterior; no hay secretarios y los empleados de planta están en sus lugares para retomar el camino del trabajo eficiente. Ahora está mi equipo, integrado por tres contadores, un abogado y yo", aclaró con firmeza Rodolfo Antonelli en diálogo con El Tribuno, descartando rumores y trascendidos que abonan a la confusión.
"Me reuní con los sindicalistas; he solicitado que, de inmediato, tengamos en claro cuál es la planta real de personal, porque hasta ahora recibí cifras disímiles. En principio el número rondaría los 140 empleados, pero hay una cantidad importante de gente que realizaba trabajos de tipo temporario a solicitud del exintendente, sin establecerse una relación laboral legal. Así pasó el tiempo y ahora exigen sueldos", explicó con claridad.
"Nos reunimos con el sector turístico para trabajar juntos porque es una fuente laboral y de ingresos ineludible" . "Hay buenas novedades: los empresarios apoyan el cambio y traen ideas de inversión para la actividad" Rodolfo Antonelli, interventor de Coronel Moldes
El interventor avanzó aún más y aseguró que el grupo de trabajo y el equipo que dispuso el jefe de Gabinete de la Provincia, Carlos Parodi, "no significará ninguna erogación para el municipio. No voy a nombrar a nadie y el único que dará las ordenes seré yo para evitar malos entendidos".

Ordenamiento

Mientras van apareciendo en escena quienes aseguran haber hecho algún tipo de trabajo en la administración de García y exigen su paga, la intervención escudriña en la cantidad y calidad de trabajo de cada uno, la situación de quienes están en condiciones de jubilarse y una reestructuración "en la que los ñoquis no tendrán lugar, no lo vamos a admitir", ratificó Antonelli.
El mismo día que asumió mantuvo reuniones con todos durante cinco horas y pidió "un corte general de plata y de la documentación, que se envió a la Fiscalía para que se investigue todas y cada una de las acciones. Todas las cuentas estaban en rojo, sin excepción, y ahora abrimos nuevas cuentas. Esperamos pagar, la próxima semana, los sueldos de enero, porque es mucho dinero".
También anticipó que reabrirá el matadero municipal, que en los últimos tiempos quedó abandonado. "En reciente sesión extraordinaria, los concejales aprobaron la ordenanza para modificar los aportes tributarios para la faena, por lo que esa será una fuente de ingreso importante. Igualmente tenemos el equipamiento para emitir carnés de conducir y las firmas de renta de vehículos tributarán por ello. Así también estamos acordando con el sector del turismo que explota mucha actividad en el dique y que ya manifestaron su apoyo. Cuando todo esté regularizado vamos a recaudar recursos genuinos y autosustentarnos".

Desde los gremios

Entre los gremios también hay disputas y enfrentamientos propios, pero coincidieron en pedir la remoción de funcionarios de cargos jerárquicos "que maltrataron a los municipales en los 73 días que duró el paro", dijeron. Al mismo tiempo remarcaron entender que "la intervención recién llega, pero debemos conciliar estos temas.
Depositamos mucha confianza en esta nueva etapa con Antonelli al frente", acotó uno de los gremialistas tras salir de la reunión con el abogado Daniel Armella, referente legal de la intervención.
Los gremialistas contaron a El Tribuno que "la cantidad de ñoquis que se presentaron a ubicarse en algún lugar es de no creer. Desde el Centro Integrador Comunitario se presentó uno como director, puesto que nunca ocupó. Otro caso increíble es de un hombre que estuvo sentado durante horas y cuando le preguntaron qué necesitaba respondió que esperaba que le digan qué hacer porque venía a trabajar. Nunca nadie lo vio en la comuna, era ñoqui", y anticiparon que pidieron al interventor que revea cada caso.
En las reuniones estuvieron Yesica Ale, Miguel Gómez, Víctor Moya, Darío Carrasco y Omar Carrasco por ATE y Fer nando Coronel por UPCN.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia