*

Rodolfo Serrano pide que la suba salarial para la Policía sea del 30 %
El expolicía Rodolfo Serrano, además de ser presidente de la Fundación Azul, es un referente de la familia policial. En diálogo conEl Tribunoacercó un petitorio de cinco puntos que tiene como objetivo mejorar la calidad de vida de los efectivos. En la actualidad, las fuerzas de seguridad de la provincia de Salta están compuestas por 12.000 efectivos activos, 7.000 jubilados, 2.500 oficiales activos que pertenecen al servicio penitenciario y 3.000 pasivos.
En primer lugar, el exintegrante de la fuerza remarcó la necesidad de que el incremento salarial sea de un 30%. "Estamos viendo la realidad que vive la Argentina, en la que hay una inflación que está a más del 30%. El presidente de la Nación (Mauricio Macri) ha recibido un solo aumento de un 30%, entonces nosotros pensamos que a partir de ahí tenemos que acompañar al Gobierno nacional y provincial y que los aumentos no sean más de ese monto", comentó Serrano. Y agregó: "Nosotros no podemos ganar más que el Presidente de la Nación, sabiendo que los recursos del Estado nacional no están en estos momentos como tienen que estar. Estamos ante un déficit y un vacío económico de las arcas del Estado y eso también complica a la provincia".
El segundo punto también está relacionado con el salario que percibe el agente. Serrano planteó que es necesario que se produzca el blanqueo de los ítems que se encuentran en negro.
El tercer punto está caracterizado por la necesidad de darle una solución habitacional a toda la Fuerza de Seguridad de la Provincia y el Servicio Penitenciario. "La Policía dispone de los terrenos para que se puedan construir las casas, pero la familia policial necesita que el Estado nos financie la construcción, porque si no es imposible", destacó el exintegrante de la fuerza.
El cuarto punto quizás sea el más polémico. Según Serrano, existe una discriminación y un descontento general en la familia policial porque no encuentran diálogo con el jefe de Policía, Marcelo Lami. "El único representante de la familia policial es el señor jefe de la Policía Marcelo Lami, quien no cumple la función de representante porque no dialoga con los oficiales", disparó Serrano. Y profundizó: "Lo que tiene que entender Lami es que la Policía es una institución democrática y tiene que olvidarse de esa policía de régimen militar, en la que nadie opina y nadie dice".
Además, comentó que el jefe de la Policía de Salta, al tener un cargo político, "no puede ser parte de la tropa y parte del Gobierno provincial".
"Lami tiene que representar a alguno de los dos (fuerzas policiales o Gobierno), no a ambos. Entonces, el señor Lami coarta la libertad de expresión, de consensuar, de opinar de la familia policía, y eso es algo que nos da la democracia. Es por eso que la intervención de la Fundación Azul siempre fue a través del diálogo. Lami no convoca, no recibe opiniones", agregó.
El quinto punto que planteó el presidente de la Fundación Azul es que existe un descontento generalizado con la cúpula policial con el tema de las licencias. "Por ley, como cualquier empleado público, un oficial de la Policía puede tomar licencia cuando quiera y no cuando los jefes digan", finalizó Serrano.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...