Gonzalo Roldán nació en Córdoba y es licenciado en Trabajo Social recibido en la Universidad Nacional de esa provincia. En 2005 fue director de la Residencia Juvenil Nazaret donde se alojaba a jóvenes derivados de Juzgados de Familia por medidas de protección y jóvenes en conflicto con la ley penal enviados por los Juzgados Penales de Menores y, además, en el 2007 fue subjefe del Hogar Michel Torino.
El Tribuno le pidió su opinión sobre la iniciativa que busca bajar de 16 a 14 años la edad en que los chicos pueden ser juzgados por un delito en el país. "Para mí se está empezando por el último punto a discutir. Yo personalmente no estoy de acuerdo, pero primero hay que hablar sobre qué es lo que queremos. ¿Queremos sancionar a los menores o reinsertarlos en la sociedad?", expresó Roldán. Y agregó: "Todos los dispositivos que se creen tienen que estar orientados a la reinserción y la detención tiene que ser el último eslabón. Ahora el problema es no hacer nada".
El trabajador social explicó que si existen programas de adolescentes es porque fracasó la familia, la escuela, el club del barrio. "Entonces, un pibe que delinque es porque fracasó todo lo otro", resaltó el entrevistado.
Con respecto a las cuestiones edilicias, al igual que Pablo Alavila, reconoció que se tendría que realizar un mejoramiento de los establecimientos si es que se llega a bajar la edad de imputabilidad. "Claro que hay que mejorar, pero aún mejorando los dispositivos mantengo la postura de sostener la imputabilidad como está", expresó.
Y continuó: "Es una etapa donde el esfuerzo debe estar en la reinserción social y no en la sanción. Con la sanción sólo pateamos el problema para más adelante. La internación tiene que ser la última opción... si no hay nada en el medio estamos fritos".
El asistente social contó que en el momento en que trabajó en los centro de menores, la reinserción de los que se encontraban detenidos era alta. Por eso consideró que, si hay buenas estrategias y tratamientos, las posibilidades que el adolescente vuelva a delinquir son bajas.
"Después hay que generar estrategias modernas en las que no se encasille a los chicos. Entonces muchas veces se le da un tratamiento de adicción a un pibe que es adicto que tiene problemas de delincuencia", señaló el especialista.
Otra cuestión que abordó fue además reformular los dispositivos actuales de internación de los jóvenes, los cuales deberían funcionar como centros terapéuticos que contemplen toda la complejidad del tema, se deben garantizar instancias de abordaje terapéutico en la comunidad, de manera de tratar la problemática juvenil cuando es incipiente y no cuando ya hay poco que hacer.
"Así como en Salud, hay niveles de abordaje, aquí también se deben prever diferentes niveles de abordaje, creando Centros de día para jóvenes, teniendo psicólogos y trabajadores sociales en los centros de salud que trabajen con estos jóvenes y fortaleciendo las fundaciones que realmente se abocan al tema", acotó el especialista.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Encuesta

¿Estás de acuerdo con que los baños sean mixtos en las oficinas públicas y comercios?

Importante ahora

cargando...