Cuando hay ganas, y las voluntades son más fuertes que la desesperanza, pueden pasar cosas importantes. Esta vez, un grupo de rosarinos se puso a juntar voluntades para conseguir un sueño y hoy, ese sueño está cada vez más cerca de hacerse realidad.
Laicos de la parroquia Nuestra Señora del Rosario, ubicada en la zona centro frente a plaza Independencia, y de la parroquia Señor y Virgen del Milagro, ubicada en el barrio de Villa Manuela, trabajan en conjunto para abrir un merendero en el paraje rural de Hickman, ubicado en el departamento San Martín, a 360 kilómetros de la ciudad de Rosario de la Frontera.

Es un pequeño poblado, que con su nombre recuerda a un ingeniero del ferrocarril, y que se halla ubicada sobre la ruta nacional 81, que une la provincia de Salta con la vecina Formosa.

Hickman se levanta, con sus más de 700 habitantes, como un sitio muy tranquilo y sereno que se caracteriza por su humildad y sencillez. Criollos y familias aborígenes wichis de las comunidades misioneras de La Paloma, El Medio y La Golondrina, integran la pequeña población de Hickman, en el corazón del chaco salteño.

"Allí viven comunidades wichi, y al día de hoy necesitan de la ayuda de su propia comunidad para subsistir. Observamos graves carencias de todo tipo de recursos, y sin dudas, lo que más los golpea es la desnutrición de los niños", manifestó el profesor Edgardo Solaligue, un laico de la comunidad parroquial Señor y Virgen del Milagro.

En tal sentido explicó la evolución del sueño, que pasó de ayudar con colectas a la posibilidad de abrir un comedor. "Años atrás hicimos colectas para llevar a muchas familias de la zona del departamento San Martín. Hoy tomamos la decisión de organizar un merendero en el propio paraje de Hickman para asistir a los niños wichis", confirmó.

Solaligue conoce la zona y manifestó que cientos de familias se podrían ver beneficiadas. "El Grupo Juvenil Nuestra Señora del Rosario y el Grupo Escoge de la parroquia Señor y Virgen del Milagro, que vienen misionando en la localidad, abrirán un merendero para 300 niños wichi", estimó. Asimismo agregó que el mismo estará dirigido por la hermana Alicia de la localidad de Dragones y que pastoralmente misiona en Hickman.

El merendero funcionará los domingos, puesto que los niños meriendan en la propia escuela "Justo José de Urquiza" de lunes a viernes. "El domingo es fundamental para palear la desnutrición que hoy sufren esos niños", dijo Solaligue.

Ampliación


En otro orden de cosas el profesor Edgardo Solaligue comentó que en la medida en que se afiance el merendero y cuente con el apoyo de toda la comunidad salteña, se ampliaría progresivamente a más días, especialmente para asistir a los más pequeños y a los más grandes que no concurren a la escuela.


El merendero funcionará en un domicilio colindante a las tres comunidades wichi del pueblo: La Paloma, Del Medio y la Charata.

En ese sentido el organizador manifestó que el merendero necesita para abrir sus puertas: leche en polvo, chocolate, azúcar y harina.

Las personas de Rosario de la Frontera y de toda la zona sur de Salta que deseen hacer llegar sus donaciones pueden llevarlas a la parroquia Nuestra Señora del Rosario, la parroquia Señor y Virgen del Milagro o bien en la escuela de Comercio N§ 5009.

Cultura wichi
Nuestra provincia tiene el privilegio de ser una verdadera reserva cultural. El chaco salteño es el hogar en donde, desde hace unos 20 mil años, se desarrolla la vida de cientos de comunidades originarias. El wichi, es cazador-recolector, por excelencia.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora