El arresto en el Huerto de los Olivos, la coronación de espinas, la flagelación, la condena a muerte, la vía dolorosa hasta el Calvario llevando la Cruz a cuestas, la crucifixión, la agonía y muerte de Jesús, fueron otros tantos momentos de reflexión del pueblo cristiano en este día. En Rosario de la Frontera con la Procesión del Viernes Santo a la vuelta de la plaza el pueblo se volcó a las calles para revivir aquel doloroso momento.

En la noche del Viernes Santo, numerosos fieles acompañaron a Jesús en el Vía Crucis Viviente, que dio inicio sobre calle Alvarado a 100 metros del templo parroquial con el ingreso de Jesús a Jerusalén y culminó con la crucifixión y sepultura de Jesús en el centro de la plaza Independencia. Emotivas escenas que hicieron brotar las lágrimas de muchos feligreses.

El Vía Crucis es una devoción centrada en los misterios dolorosos de Cristo, que se meditan y contemplan caminando y deteniéndose en las Estaciones que, del Pretorio al Calvario, representan los episodios más notables de la Pasión.

El Vía Crucis, significa "Camino de la Cruz", consta de 14 Estaciones, cada una de las cuales se fija en un paso o episodio de la Pasión del Señor. Es decir, los momentos vividos por Jesús, desde el momento en que fue aprehendido hasta su crucifixión, sepultura y resurrección.

Inicio

Antes del horario programado (21.30 horas), la Parroquia Nuestra Señora del Rosario albergaba un número importante de fieles que participaron de la celebración de la Palabra y adoración de la Cruz a cargo del presbítero Víctor Yurquina, y que se preparaban para revivir el Viacrucis Viviente.

Al final del evento el párroco local agradeció a todos los que colaboraron del Viacrucis, al Taller de Arte, a cargo del profesor Fernando Portal, quien interpreto a Jesús de Nazaret, a los jóvenes y adultos voluntarios que representaron a los personajes de la época y al municipio local a través de la Dirección de Cultura que este año por primera vez se suma al evento.


¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora