Rossana Del Frari está próxima a cumplir 40. Tiene dos hijas de 17 y de 10 y que, junto a su esposo, son sus compañeras de viaje por esta vida.
Hace 6 años, la vida de Rossana cambió para siempre. Su pequeñita fue diagnosticada con diabetes. "Lo que nos pasó, pasó y para bien. Los abuelos, nosotros y nuestros amigos cambiamos por Mili y este cambio fue hacia una vida más saludable".
Desde hace 10 días, Rossana lanzó su sitio de Facebook Sugar Free desde donde ofrece recetas, consejos y sus productos de pastelería libres de azúcar. En diálogo con El Tribuno, Rossana contó de los placeres que trajo consigo este nuevo emprendimiento.
¿Cómo surge este emprendimiento?
Sugar Free nace de la necesidad de compartir con mi hija Milagros todas las cosas dulces que desde chiquita le hice siempre. Para nosotros era normal elaborar y compartir las recetas que aprendí de mi mamá, y celebrar sus cumpleaños o esperarlas con algo dulce para la tarde cuando salían de la escuela. Cuando Milagros es diagnosticada con diabetes tuvimos que cambiar nuestras costumbres y entonces me preparé y fui aprendiendo a modificar esas recetas que aprendí de mi mamá y de mi abuela, pero libres de azúcar. Hoy el mercado nos ofrece una gran variedad de productos que hacen posible la producción de delicias como una torta de chocolate, pastafrolas, cupcakes y tartas igual de ricas que si tuvieran azúcar. Tenemos que aprender a trabajar con frutas y verduras y comenzar a incorporales en las recetas. Se pueden hacer budines de calabaza con nueces que son deliciosos y que tienen un sabor y color únicos. Y entonces podés ir incorporando todo esto para que las personas con diabetes puedan seguir disfrutando de un postre. Es muy frustrante cuando estás en una reunión de amigos o con la familia, y que a la hora de sacar los postres la persona con diabetes no pueda comer. Hoy se puede hacer no solo porque lo podés comprar sino porque lo podés hacer en tu casa. Es importante acompañar a la persona con diabetes. Estoy cerca de cumplir 40 años y llega un momento en que ya no hacés las cosas por dinero, las hacés porque te hacen feliz. Y esto me hace muy feliz: poder hacer lo que me gusta y ayudar a alguien.
¿Cómo aprendiste las recetas? Con la ayuda de mi mamá, con internet y con amor. El amor te ayuda a aprender para poder agasajar a mis hijas con algo rico. Eso me hizo transformar todas las recetas para que las puedan disfrutar.
Los que quieran estos productos, ¿cómo pueden contactarte?
Me pueden contactar al celular 154731215 o a través de la página Sugar Free, donde además comparto recetas y consejos. Si es para chicos, además, nos ponemos de acuerdo en lo que a ellos les gusta. Siempre apunto a los pequeños con diabetes porque están a tiempo de aprender a cuidarse para llegar a una adultez saludable.


¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora