José Luis Marino Rótolos fue condenado ayer a 15 años de prisión por el crimen del cambista jujeño Marcos Antonio Ortega y deberá pagar 1 millón de pesos a los familiares de la víctima.
El imputado fue hallado culpable de robo seguido de muerte. El fallo fue dictaminado por la Sala III del Tribunal de Juicio integrada por los jueces Carolina Sanguedolce (presidenta), Pablo Farah e Ignacio Colombo (vocales).
El cuerpo de Ortega fue encontrado el 3 de abril de 2013, luego de varios días de búsqueda iniciada tras la denuncia de desaparición que hicieron la esposa y las hijas del cambista jujeño.
Ayer, a las 11, se inició la última audiencia del juicio durante la cual se escucharon los alegatos de las partes.
En el inicio de lo que fue la última jornada de debate, el fiscal Rodrigo González Miralpeix había solicitado la pena de prisión perpetua para Rótolos por homicidio criminis causae (el crimen que se comete con el propósito de ocultar un delito previo), en virtud del pedido de ampliación que realizó durante el juicio.
Seguidamente el abogado del acusado, René Gómez, desestimó la ampliación del fiscal y pidió la absolución de Rótolos por el beneficio de la duda.
Al finalizar los alegatos, los jueces le cedieron la palabra al acusado para que hablara por última vez antes de escuchar la decisión del tribunal sobre la acusación. "Soy totalmente inocente", aseguró Rótolos ante el tribunal.
Al mediodía se dictó un cuarto intermedio que se extendió hasta las 13.30, momento en el que el tribunal regresó a la sala. Al leer la sentencia, los jueces consideraron a Rótolos culpable del crimen y le dictaron la pena de 15 años de cárcel, por lo que dispusieron que siga alojado en la cárcel de Villa Las Rosas.
Además, el tribunal ordenó a Rótolos el pago de 1 millón de pesos más intereses en concepto de reparación por los daños morales causados por el ilícito a los familiares de Ortega.
Los antecedentes
Rótolos fue considerado el mentor y organizador del robo seguido de muerte. Fue detenido a mediados de 2013 y en ese momento se informó que tenía antecedentes vinculados a diversos robos cometidos a otros cambistas en Jujuy.
Cuando fue apresado, Rótolos tenía en su poder varios autos de alta gama, todos con pedido de captura desde Buenos Aires. Además, era el dueño del Audi A3 en el que ejecutaron a Ortega y de siete celulares, en los que se encontraron llamadas a la víctima y a varios sospechosos del asesinato.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora