La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, afirmó que se defenderá con todas las herramientas previstas en la Constitución contra el juicio político con fines de destitución que le abrió el Congreso, por considerar que no tiene sustento.
"Por la salud de la democracia, tenemos que defenderla contra el golpe", aseguró la jefa de Estado en el discurso que pronunció en la ceremonia de clausura de la XV Conferencia Nacional de Salud, y en el que hizo referencia al proceso en su contra en el Congreso.
Las palabras de Rousseff fueron larga y fuertemente aplaudidas por una platea compuesta por cientos de trabajadores y usuarios del sistema de salud pública, que respondieron al grito de "no habrá golpe", nuevo lema de los grupos que defienden a la mandataria. "Esta conferencia va a entrar en la historia porque abordó tanto la salud de los brasileños como la de la democracia. Estamos juntos en esta lucha y hasta 2018 seré incansable en la tarea de construir una salud de calidad", agregó en un aparente mensaje de que permanecerá en la presidencia hasta el último año de su mandato. Rousseff insistió en que la acusación por la que la quieren juzgar no tiene fundamento, y aseguró que defenderá su mandato con todos los instrumentos previstos en el estado democrático de derecho, tanto ante el Congreso como ante la Justicia.
"Por la salud de la democracia tenemos que defenderla contra el golpe. Las razones que fundamentan la propuesta con que fue abierto el juicio político son inconsistentes, son improcedentes", afirmó.
El presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, aprobó el jueves la apertura del juicio político contra la jefe de Estado con base en un pedido que la acusa de ser responsable de unas maniobras fiscales para maquillar las cuentas públicas de este año.
A Cunha se le descubrieron cuentas no declaradas en el exterior y es investigado por sus vínculos con el gigantesco escándalo de corrupción en la petrolera Petrobras.
"No cometí ningún acto ilícito. No violé nada previsto en la Constitución. No tengo cuentas en Suiza y mi gobierno practicó todos sus actos cumpliendo el principio de la responsabilidad con los recursos públicos", aseguró Rousseff.
"Al pueblo brasileño le prometo que saldremos de esta crisis muy pronto", cerró diciendo Dila.
Rechazan apelación
Los jueces Celso de Mello y Gilmar Mendes rechazaron ayer dos apelaciones de legisladores de la coalición gobernante, incluyendo una moción presentada por congresistas del oficialista Partido de los Trabajadores (PT). Una tercera apelación presentada por el Partido Comunista Brasileño aún esperaba una decisión, dijo una portavoz de la Corte, pero llevará varios meses de espera.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora