Suspendida de la presidencia de Brasil ayer, una desafiante Dilma Rousseff llamó a la población a movilizarse para resistir el "golpe" en su contra y defender la democracia.
Rousseff, la primera mujer presidenta de Brasil, fue reemplazada por su vice Michel Temer luego de que el Senado decidiera someterla a un juicio político por 55 votos contra 22 en una maratónica sesión.
"La población sabrá decir no al golpe (....) A los brasileños que se oponen al golpe, sean del partido que sean, les hago un llamado: manténganse movilizados, unidos y en paz", dijo la exguerrillera de 68 años ante periodistas y funcionarios en el Palacio de Planalto.
"La lucha por la democracia no tiene fecha para terminar. Es una lucha permanente que nos exige dedicación constante" afirmó.
Rousseff luego salió a la rampa de Planalto y repitió su discurso ante unos 500 simpatizantes de movimientos sociales, indígenas, homosexuales y representantes de minorías que agitaban globos rojos al grito de "­Resistiremos!" y coreaban "­Fuera Temer!".
El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, su padrino político, estaba a su lado.
Rousseff es acusada de "crimen de responsabilidad" por encubrir el déficit presupuestarios y engrosar las arcas con préstamos de bancos estatales durante su campaña a la reelección de 2014.
La mandataria asegura, no obstante, que es víctima de un "golpe moderno" liderado por el "traidor" Temer y el expresidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, suspendido por la Corte Suprema por obstruir investigaciones de corrupción en su contra.

"Farsa política y jurídica"

"Sufro una vez más el dolor abominable de la injusticia. Lo que me duele más en este momento es percibir que soy víctima de una farsa política y jurídica", aseveró Rousseff.
"Lo que está en juego no es apenas mi mandato, lo que está en juego es el respeto a las urnas, a la voluntad soberana del pueblo brasileño y la Constitución. Lo que está en juego son las conquistas de los últimos 13 años, las ganancias de las personas más pobres y la clase media", añadió en referencia a los programas sociales impulsados por su izquierdista Partido de los Trabajadores, que ayer se despidió de más de 13 años en el poder.
Rousseff se aleja del cargo con apenas un 10% de popularidad, en medio de una grave recesión económica y un escándalo de corrupción que ha manchado a buena parte de la élite del poder en Brasilia.

Diez claves que explican la suspensión a Rousseff

1) El 7 de octubre de 2015 el Tribunal de Cuentas de la Unión (TCU), un ente independiente encargado de supervisar la ejecución presupuestaria del Poder Ejecutivo, rechazó por unanimidad las cuentas del Gobierno en 2014. Fue la primera vez que lo hizo.
La razón: acudir a maniobras fiscales prohibidas, como tomar dinero de bancos públicos, para maquillar el déficit. Esta práctica es conocida en Brasil como "pedaleadas fiscales".
2) El 15 de noviembre de 2015, con el fallo del TCU como evidencia, un grupo de reconocidos juristas presentó ante el Congreso un pedido de impeachment contra Rousseff, acusándola de crímenes de responsabilidad por el fraude presupuestario. La oposición decidió días después darle impulso a esa denuncia.
3) El 2 de diciembre de 2015 el presidente de la Cámara de los Diputados, Eduardo Cunha, le dio luz verde al inicio del proceso. Éste era un requisito indispensable para el avance de la causa.
4) El 8 de diciembre de 2015 se conformó la comisión parlamentaria encargada de recomendar al pleno de la cámara si había que abrir el impeachment o no. El peso mayoritario de la oposición hacía prever que iban a inclinarse por la positiva.
5) El 9 de diciembre de 2015 el Superior Tribunal de Justicia (STJ) de Brasil resolvió disolver dicha comisión, argumentando errores de procedimiento. Dos semanas después el Congreso entró en receso. Fue el único momento en que pareció peligrar el juicio político.
6) El 17 de marzo de 2016 se volvieron a elegir los 65 integrantes del grupo de diputados que debían decidir el futuro de Dilma. Esta vez, la conformación no pudo ser objetada.
7) El 11 de abril de 2016, con 38 votos a favor y 27 en contra, esos legisladores decidieron que había motivos para iniciar el juicio político. Tres días después, la Abogacía General de la Unión presentó un recurso ante el STJ para que se declare nula la resolución. Los jueces supremos lo rechazaron.
8) El 17 de abril de 2016 le tocó al pleno de la Cámara de Diputados decidir si finalmente se abría o no el proceso. La afirmativa necesitaba una mayoría de dos tercios.
La consiguieron: con el voto de 367 legisladores sobre el total de 513 se decidió el principio del fin para Rousseff.
9) El 6 de mayo de 2016 el Senado empezó a transitar el mismo camino que había seguido ante la Cámara Baja. Ese día, una comisión especial de senadores consideró que correspondía comenzar con el impeachment.
10) El 12 de mayo de 2016 el pleno del Senado ratificó la resolución, abrió definitivamente el juicio político y, automáticamente, suspendió a Rousseff. Necesitaba una mayoría simple, pero superó los dos tercios: 55 votos a favor y 22 en contra.
En las próximas semanas los senadores comenzarán a juzgar a la mandataria suspendida bajo la dirección del presidente del STJ.
Tienen un plazo máximo de 180 días para dictar sentencia. En ese caso sí requerirán de las dos terceras partes del cuerpo para resolver la destitución.

La crisis brasileña, en los principales diarios del mundo

La suspensión de la presidenta Rousseff ocupó las primeras planas de varios medios Los principales diarios del planeta colocaron en sus portadas la aprobación del juicio político contra la presidente brasileña, Dilma Rousseff, que fue suspendida por 180 días por el Congreso.
El diario O Globo (Brasil) tituló: "El Senado suspendió a Dilma por 55 votos a 22". Michel Temer asumió ayer la presidencia de la República.
Por su parte, Folha, también de Brasil, afirmó: "Dilma fue suspendida". Por 55 votos contra 22 y más de 20 horas de sesión, el Senado abre el proceso de impeachment de la integrante del Partido de los Trabajadores.
El periódico Estadao (Brasil) le dio un toque futbolero a la situación y puso: "Temer entra, Dilma sale". El Senado decidió suspender a la Presidente por 180 días e iniciar el juicio político de la integrante del Partido de los Trabajadores; el vice asume con el desafío de superar la crisis política y económica.
Mientras que en las principales publicaciones del resto del mundo el tema también fue abordado en la portada:
El País (España): "El Senado aparta del poder a Dilma Rousseff". Una mayoría de senadores votó a favor del impeachment. A partir de este momento, Rousseff queda fuera de la presidencia durante 180 días y se le abre un proceso político. La sustituye el hasta ahora vicepresidente Temer.
El Mundo (España): "El Senado brasileño aparta del poder a Dilma Rousseff". La Cámara carioca ha aprobado por 55 votos a favor y 22 en contra aplicar el impeachment contra la mandataria, que encara ahora un juicio político.
The New York Times (Estados Unidos): "La líder de Brasil es suspendida; el juicio de impeachment está por comenzar". El Senado brasileño ha votado por 55 a 22 suspender a la presidente Dilma Rousseff. Ella está acusada por tomar préstamos de bancos estatales para ocultar un déficit. Su juicio de impeachment podría durar seis meses.
The Guardian (Reino Unido): "Dilma Rousseff es suspendida por la oficina del Senado que vota su impeachment". La primera presidente brasileña es despojada de sus funciones en el primer juicio político en el país en 24 años.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


enrique alcala
enrique alcala · Hace 6 meses

La Dilma se afanó hasta lo que no podía lo mismo que la yegua K.

Miguel Andrilo
Miguel Andrilo · Hace 6 meses

Únicamente Todos los presidentes con ideología surda están cayendo... esto no es coincidencia...Los colonialista EEUU aran mierda latinoamerica

Luis Romera
Luis Romera · Hace 6 meses

Fuerza Dilmaaa, vas a salir adelante y victoriosa...


Se está leyendo ahora