Si bien se arguye que la economía se está sincerando, el bolsillo de los ciudadanos padece el aumento en los precios. En diciembre, la carne subió hasta un 80%, según relevó El Tribuno, los bienes de consumo cotidiano escalan valores y, más recientemente, se supo que la tarifa de la luz trepará casi 30% en dos meses (diciembre y enero). La preocupación se extiende a otros rubros como el automotor, el de artículos de limpieza y el de librería, que empieza a ser requerido en la antesala del retorno a las clases.
Rubén Barrios, presidente de la Cámara de Comercio de Salta, aseguró que la suba de precios no es generalizada, que depende de cada rubro, y que la inflación es el factor que más impacta en los precios. Confía en la promesa del Ejecutivo nacional de mantener en un pico del 25% la inflación en 2016, y aboga por el libre mercado como agente regulador de los precios.
¿Cómo se vienen comportando los precios en este último mes y medio?
La suba de precios no es generalizada ni tampoco es pareja, los alimentos han picado en punta, como la carne, que ahora igual bajó un poquito. En general, los productos alimenticios han aumentado mucho. En cuanto a los bienes durables, no han subido todos y los que han subido no lo hicieron en la misma proporción.
Tengo la experiencia de mi propio negocio, en el que hay proveedores que me han dicho que puedo reponer la mercadería con el precio anterior a la devaluación, que es el que se fijó en septiembre pasado. Eso es porque son productos de importación, por eso digo que los aumentos no han sido en todos los casos y, en los que se dio, no en todos fue el mismo porcentaje.
Además del rubro alimenticio, ¿qué otro rubro se destaca en la ola de subas de estas semanas?
Aumentaron bastante los medicamentos, también todo lo que concierne a las ópticas. En general han aumentado los artículos fabricados de origen nacional, pero con elementos importados. Porque esos sectores podían obtener un dólar oficial y ahora sienten el impacto de la devaluación que se dio tras el levantamiento del cepo cambiario.
Ahora que empiezan las compras de artículos de librería ante el inicio de clases, ¿cómo se comportaron los precios de esa área comercial?
También hubo aumentos desparejos, depende de cada artículo, pero sí se registró una suba.
Lo que hay que tener en cuenta es qué aumenta por el impacto de la devaluación y qué aumentan por impacto de la inflación. Es normal que los precios vayan acomodándose acorde al índice de inflación, por eso permanentemente hay aumentos, que se van dando para adecuarse a los cuadros inflacionarios.
¿En qué porcentaje estima usted que está la inflación desde que asumió el nuevo gobierno?
No te puedo decir mucho, las mediciones que trascendieron hablan de aproximadamente un 6%, nosotros no las podemos corroborar. Se me hace imposible darte precisiones sobre eso.
Clasifica los rubros de productos en dos, los que dependen de la inflación para poner su precio y los que dependen del precio del dólar. ¿Cuáles son los unos y los otros?
Lo que te puedo decir es que los que dependen del dólar, es decir de la devaluación del peso, no han tenido impactos mayoritarios en las últimas semanas. La inflación es lo que más afecta, por supuesto que la devaluación es un factor de injerencia, pero ni remotamente impactó en los precios de manera lineal. La devaluación fue del 40% aproximadamente, y los precios de los artículos no subieron tanto.

¿Las subas en los precios de los artículos para el consumidor final fueron de menos del 40%?

Sí, claro, las subas rondaron entre el 15 y el 20%, pero ni remotamente llegaron al nivel que tuvo la devaluación.
"La suba de precios no es generalizada, pero los productos alimenticios son de los que tuvieron mayores incrementos". "Las subas alcanzaron a los artículos del rubro medicina y los productos de las ópticas, pero también a la carne vacuna y los alimentos".
Con el levantamiento del cepo se estandarizó el precio del dólar, con una devaluación de aproximadamente del 40%. Aunque no vayan a darse otras devaluaciones fuertes, ¿puede haber subas en los precios de los productos que dependen de la devaluación para tasar sus precios?
No, los productos que dependen del dólar yo creo que ya no se van a mover más de lo que ya se ajustaron con esta devaluación. Todo lo contrario, en muchos casos ya se habían cubierto con un importe mayor, esperarán que los alcance la inflación o incluso tendrán que bajar los precios para adecuarse.
Se ha dado que algunos productos ya subieron a fines del año pasado, porque se preveía una devaluación mayor. Eso les permite ahora promover ofertas o promociones, que no hacen más que bajar los precios para el consumidor final.
Por ahora no hay datos oficiales sobre la inflación, y según el Gobierno nacional se demorará mucho en tenerlos. ¿Se puede trabajar como comerciante sin tener ese tipo de información?
No, de ninguna manera, evidentemente hay que tener datos. Necesitamos datos estadísticos, de la inflación y de otros factores económicos más como del nivel de pobreza, de ingresos. Si bien sabemos que las estadísticas últimamente fueron bastante manejadas políticamente, esperemos que en el futuro los números se sinceren. Eso nos va a permitir a nosotros, y a toda la economía, manejarnos con mayores certezas.
Como Cámara de Comercio, ¿esperan que el Gobierno nacional tome algún tipo de medida para contener las subas de precios y controlar las escaladas inflacionarias que se están viendo reflejadas en los precios?
No, porque eso obedece a una ley de demanda. Es simple, aquel que aumentó mucho los precios, cuando tenga necesidad de vender se verá obligado a bajarlos. Entonces, el precio se va a regular por la ley del libre mercado, a menos demanda. Aquellos que subieron demasiado el precio deberán bajarlo para poder realizar ventas.
¿Comparte las apreciaciones que hace el ministro de Hacienda y Finanzas Públicas, Alfonso Prat Gay, que estimó que la inflación para este año se mantendría en un 25%?
Sí, me parece que es posible porque hay una expectativa de desaceleración de la inflación para este año. Lo más importante en el tema de la inflación es la confianza, y las medidas que está tomando este gobierno están generando esa confianza. Eso generará que el tipo de cambio esté quieto, que haya expectativas de menor devaluación y también de merma de la inflación.

Proyecciones de la inflación
Según un informe de la consultora de previsiones económicas Latinfocus Consensus Forecast, la inflación proyectada para 2016 en Argentina es del 32,6% y para 2017 es de 19,5%.
La publicación de la consultora anglosajona elevó un poco la cifra de inflación para este año, si se toma en cuenta la proyección del Gobierno de que estará cerca del 25%.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Alicia  Yañez
Alicia Yañez · Hace 10 meses

Los empresarios son unos atorrantes.Hay que hacerles como a la Serenísima,no comprarles el producto y van a ver cómo lo rebajan.Si ganan poco, cómo justifican las ofertas?El mismo consumidor hace que los precios se disparen,corren a llenar los carritos y pagan con tarjeta.Por eso


Se está leyendo ahora