Las dificultades de desarrollo de la localidad son temas que el intendente Rubén Méndez marca con insistencia ante las autoridades provinciales y busca que fundamentalmente sus planteos tengan impacto en el Gobierno nacional para que la zona comience a transitar un camino de transformación efectiva.
¿Cómo puede sintetizar la situación social de la ciudad?
Lo comenté en varias oportunidades: la apertura de las exportaciones decidida por la Nación generó muchos problemas porque la actividad comercial ha disminuido notablemente. Las compras de los importadores de Bolivia se hacen directamente en Buenos Aires, por lo que los camiones pasan precintados por el paso internacional y la actividad de los trabajadores informales, que conocemos como bagayeros, quedó afectada de manera directa. Ha sido un golpe durísimo también para el comercio local porque disminuyó su actividad, por lo que los aportes al municipio en concepto de tasa de actividades comerciales se redujo a la mitad.
¿Puede precisar un número de trabajadores informales que quedaron afectados?
Son alrededor de 2.000 personas. Lamentablemente, cada vez hay más gente que cae en el delito del narcotráfico o el contrabando en general. Otros llegan a golpear las puertas del municipio pidiendo ayuda y a todo esto se suma el aumento en el precio de los alimentos que ha resentido las ventas y que hace cada vez más difícil que una familia pueda llegar a fin de mes. Lamentablemente, el municipio no puede afrontar solo una demanda social tan grande. Yo creo que municipios como Salvador Mazza deben tener un trato diferenciado por parte de los gobiernos y como dijo el obispo de Orán Gustavo Zanchetta en su homilía en la Virgen de la Peña: en el norte todo se siente más, todo cuesta un poco más.
¿En cuánto ha disminuido la recaudación genuina?
En un 50% y se lo explicamos a los funcionarios del área de Economía provincial. Esa es la razón por la que tenemos dificultades para cumplir con el sueldo del personal. Durante los años 2014 y 2015 no habíamos tenido ni un solo inconveniente y nunca pedimos ayuda a la Provincia, pero a partir de este año la situación cambió. De todas maneras a la planta permanente del personal le abonamos en término, pero cuando demoramos con los contratados se presentan los inconvenientes. Allí hay otros factores que influyen como la dirigencia política opositora que aprovecha esas situaciones buscando generar el caos. A la planta política y a los concejales les debemos varios sueldos, pero eso también es una decisión política. Antes se hacía al revés, los funcionarios se aseguraban los sueldos y recién entonces comenzaban a buscar la plata para los trabajadores.
¿Qué obras prevé con los fondos del Bicentenario?
Vamos a pavimentar la avenida Mariscal Santa Cruz, se hará la construcción de cordón cuneta y el recambio de cañerías de agua y cloacas para que a futuro no tengamos inconvenientes, obra que se concretará por administración municipal. Creemos que con los recursos previstos, en Salvador Mazza se van a concluir las obras que quedaron pendientes del Fondo de Reparación Histórica, como la comisaría del barrio Ferroviario, el albergue del complejo deportivo municipal y la escuela del paraje El Chorro. Ojalá que todo eso se reactive y que la gente tenga una fuente de trabajo pero sobre todo, que se concluyan las obras para este municipio.
Mucho se criticó la decisión de contratar a Los Kjarkas para el festival que celebrará la fundación del pueblo...
Ya tenemos casi 1.000 plateas y gran cantidad de populares vendidas, porque la decisión fue no gastar fondos municipales para solventar este agasajo que le queremos brindar a nuestro pueblo por el nuevo aniversario. Hemos conformado una comisión pro festejos y otra comisión fiscalizadora que integran entidades educativas e intermedias de la localidad. Establecimos precios muy populares, porque esto no es un negocio y el objetivo es que mucha gente pueda ir al espectáculo. Nos conformamos con cubrir los gastos y tengo confianza de que lo vamos a lograr.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora