Esta fue la voluntad expresada por el pueblo y esto nos pide a todos nosotros una gran responsabilidad para garantizar el bien del pueblo del Reino Unido y también el bien y la convivencia de todo el continente europeo".
El Papa reaccionó hoy así, con palabras más que cautas, al denominado "Brexit", la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea que sacudió al mundo. El Papa contó que se enteró de la victoria del "Brexit" en el referéndum ya estando a bordo del avión de Alitalia que de Roma lo llevó a Yereván, Armenia.
"Cuando salí de casa [la residencia de Santa Marta, en el Vaticano], leí el diario Il Messaggero y el resultado todavía no era definitivo", dijo, al contestar una pregunta sobre el gran tema del día que le hizo el padre Federico Lombardi, vocero de la Santa Sede, en nombre de los más de 70 periodistas presentes en el vuelo papal, un Airbus A321.
Ante otra pregunta sobre otra noticia importante que tiene que ver con su continente, el acuerdo de paz sellado finalmente entre el gobierno de Colombia y las FARC, Francisco manifestó "estar feliz".
"Más de 50 años de guerra, tanta sangre derramada, es una linda noticia", comentó. "Espero que los países que han trabajado para alcanzar la paz den garantías", agregó, al advertir que "se puede volver, tanto de fuera, como de adentro, a un estado de guerra". El Papa, que en otra ocasión aseguró que viajaría a Colombia si alcanzaba la paz con las FARC, felicitó al país: "Mis mejores augurios a Colombia por haber dado este paso".
Como ya es costumbre durante los vuelos papales -en los que suele brindar una conferencia de prensa en el vuelo de regreso-, después de agradecer a los periodistas su trabajo, el Papa saludó, uno por uno, a todos. Entonces hubo quien le pidió un bendición, quien le entregó una carta, dibujos de sus hijos, o le obsequió un presente. Un periodista alemán que escribió un libro sobre él, que se hizo dedicar, quedó sorprendido por el buen alemán que habla Francisco, que vivió en ese país casi un año, siendo joven jesuita, para hacer una tesis sobre Romano Guardini.
Accesible y disponible, Francisco se mostró sonriente y de buen humor. Cuando se disculpó por darle la espalda a un grupo de periodistas a la hora de sus comentarios, de hecho, recordó, riendo, que "los ángeles no tienen espalda".

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora