Fuerzas aéreas rusas atacaron y destruyeron más de 1.000 camiones cisterna que transportaban crudo a refinerías controladas por la agrupación terrorista Estado Islámico, declaró a la prensa el vocero del Ministerio de Defensa ruso, el general Igor Konashenkov.
Según el militar, junto a la ciudad de Raqqa, la capital de la organización yihadista en Siria, fueron detectadas dos columnas de camiones cisterna que transportaban petróleo y fueron atacadas por cazabombarderos Su-34. En esa misión aérea, agregó, fueron destruidos más de 80 vehículos de los terroristas. Poco antes, Konashenkov informó que el pasado fin de semana los aviones rusos emplazados en la base aérea siria de Jmeimim lanzaron cerca de 500 ataques contra instalaciones de los grupos que actúan en Siria.
Los aviones de las Fuerzas Aeroespaciales de Rusia realizaron 141 misiones de combate y atacaron 472 instalaciones de los terroristas en las provincias de Alepo, Damasco, Idleb, Latakia, Homs, Raqqa y Deir al Zur, se precisó.
Además, se agregó que todos los aparatos que participaron en las operaciones regresaron sin novedad a su base.
Junto a la ciudad de Raqqa, la capital del Estado Islámico en Siria, fueron detectadas dos columnas de camiones cisterna que transportaban petróleo y fueron atacadas por cazabombarderos Su-34.
El presidente ruso Vladimir Putin había ordenado el martes de la semana pasada ataques masivos contra el Estado Islámico, luego de que se conociera que la catástrofe de un avión ruso con 224 personas a bordo, a finales de octubre en Egipto, se debió a un atentado yihadista.
El Estado Islámico publicó fotografías del supuesto artefacto explosivo fabricado con una lata de refresco y anunció que Rusia se convirtió en objetivo prioritario de sus ataques después de que el Kremlin decidiera intervenir militarmente en apoyo del dictador sirio Bashar Al Assad.
Luego de los atentados de París, Putin acordó coordinar las acciones militares en Siria con Francia, cuyo presidente, Francois Hollande, visitará Moscú el próximo jueves 26 de noviembre.
En el momento de la explosión los camiones estaban estacionados en una refinería siria y sin choferes, pero murieron 14 personas que estaban trabajando en la zona perimetral de la empresa siria.
El imperio yihadista
Las principales ganancias que obtiene el movimiento extremista le llegan por la venta en el mercado negro del petróleo que extrae de los pozos que controla en Irak y Siria. El oro negro financia al cuasi califato, ya que le proporciona combustible para sus máquinas de guerra, les permite generar electricidad y les granjea a los yihadistas influencia económica. La semana anterior el presidente ruso, Vladímir Putin dijo que Rusia compartió con otros socios de la cumbre del G20 información relativa a los canales de financiación del terrorismo. En particular, una serie de fotografías obtenidas por satélite que demuestran el volumen de petróleo que comercializa la organización terrorista.
Negocios "muy sucios" del EI
El Estado Islámico vende el crudo a contrabandistas, que a su vez lo venden a intermediarios en Turquía. El presidente del Centro de Comunicaciones Estratégicas, Dmitri Abzálov, señaló que una parte considerable de este crudo, más del 50%, terminaba en manos de compañías norteamericanas.
Mediante un seguimiento se pudo apreciar claramente qué volumen tiene el comercio ilegal de petróleo y sus derivados. Columnas de camiones petroleros recorren miles de kilómetros con el producto "sucio".
Cameron y Hollande, en Bataclan
François Hollande dispuso ayer una semana de encuentros diplomáticos que podrían marcar el destino del mundo. David Cameron llegó a primera hora de ayer a París para mantener una reunión con el líder francés en la que quisieron ver la manera de fortalecer la cooperación entre ambos países en la lucha contra el terrorismo y el futuro de Siria. El encuentro comenzó con una visita a la sala de conciertos Bataclan para homenajear a las víctimas de los atentados que el pasado 13 de noviembre dejaron 133 muertos y centenares de heridos en París.
Hollande y Cameron, acompañados por Anne Hidalgo, la alcaldesa de París, dejaron rosas antes de poner rumbo al Elíseo donde tuvo lugar la conversación. Hollande se mostró completamente seguro de que la intensificación de los bombardeos contra el Estado Islámico (IS, en sus siglas en inglés) en Siria es necesaria, especialmente con la llegada a la zona del portaaviones Charles de Gaulle, que permitirá doblar los esfuerzos militares en Siria. Los dos coinciden igualmente en que la destrucción del EI pasa forzosamente por una solución política en Siria. "Bashar Asad no puede ser el futuro del país que ha colaborado en masacrar", señaló el francés.
Francia y Reino Unido participan en la coalición internacional que golpea Irak desde septiembre de 2014 y ambos quieren también actuar en Siria. "Francia tomó esta decisión y estamos convencidos de que debemos continuar golpeando al EI", dijo Hollande.
Cinco detenidos
La Policía belga detuvo ayer a cinco personas en la región de Bruselas y en Lieja, lo que eleva a 21 el número total de arrestos desde la tarde del domingo, según la Fiscalía federal. En el marco de la operación llevada a cabo la noche del domingo, otros cinco registros suplementarios se efectuaron ayer en la región de Bruselas y dos en la de Lieja. Cinco personas fueron privadas de libertad tras los atentados.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


RICO TIPO
RICO TIPO · Hace 12 meses

A estos musulmanes no les va ha quedar ni el turbante.


Se está leyendo ahora