La tragedia volvió a enlutar la ciudad de Orán y recordó a puro dolor el peligro que es la ruta nacional 50, en el tramo que va desde la ciudad de Orán a Aguas Blancas. Cinco personas, todas oriundas de Orán, fallecieron, ayer a media mañana, cuando un automóvil particular y un remise chocaron cerca del puente carretero sobre el río Blanco.
El siniestro vial ocurrió alrededor de las 9.45, entre un automóvil Chevrolet Aveo y un Chevrolet Corsa Classic que era utilizado para el servicio de remise interurbano.
Según la Policía, ambos vehículos colisionaron de frente, probablemente porque uno de los conductores se cruzó de carril. Sin embargo, habrá que esperar el resultado de las pericias del área de Criminalística para saber qué habría obligado a uno de ellos a cruzarse de carril.
Los dos choferes fallecieron en el acto, al igual que otras dos de las víctimas. Solo dos horas después del choque, un informe de la Policía de Orán confirmó que el siniestro había dejado una quinta víctima fatal.
En el remise (que se dirigía de Orán a Aguas Blancas) viajaban cinco personas, de las cuales dos fallecieron: Urbano Lizárraga -el chofer- y Carmen Rosa Colque.
Los otros tres debieron ser trasladados al hospital San Vicente de Paul, de Orán, a raíz de las graves heridas y traumatismos que sufrieron por el impacto.
En el Corsa Classic (que iba desde Aguas Blancas a Orán) viajaban tres personas y los tres fallecieron: su conductor Julio César Gómez, Pamela Yanet Carabajal y Feliciano Segundo.
El choque A las 9.45, en medio del intenso tránsito entre Aguas Blancas y Orán, un auto particular y un remise chocaron de frente, cerca del río Blanco.

Una escena dantesca

A unos 300 metros del puente del río Blanco, la escena era terrible. Los dos vehículos quedaron uno -el Corsa Classic- sobre la banquina, mientras que el otro quedó cruzado sobre la mitad del pavimento.
"Un remisero que estaba en ese momento en la ruta fue traspasado por el auto particular que iba muy rápido y al parecer no vio que hay una curva cerca del puente; dice que avanzó un poco y ya vio el accidente", describió Manuel Gutiérrez, jefe de Bomberos de Orán, quien estuvo en el lugar.
Ambos autos tenían la parte delantera completamente aplastada. Según testigos, el impacto fue tan violento que uno se incendió.
Un gran despliegue policial, de ambulancias y de bomberos se hizo sobre la ruta nacional 50, para rescatar a los heridos, recuperar los cuerpos de las víctimas fatales y ordenar el flujo vehicular en un horario que es de intenso tránsito.
Durante varias horas los rescatistas debieron trabajar para recuperar los cuerpos, sobre todo de las personas que venían en los asientos delanteros, ya que habían quedado atrapados entre los hierros retorcidos.
Un desvío de media calzada habilitó la Policía sobre uno de los costados de la ruta, por el que atravesaron de a uno los vehículos durante varias horas hasta que se recuperaron los cuerpos y Criminalística terminó con el peritaje del lugar.
Un gran movimiento se ambulancias y patrullas también se observó en la ciudad.
En el hospital San Vicente de Paul, a medida que pasaban los minutos, fueron llegando familiares de los fallecidos y los heridos. Llanto y dolor se mezclaron con la preocupación y los nervios de quienes esperaban noticias de sus parientes heridos, mientras que la noticia del choque se extendía por la ciudad norteña.

El peor siniestro del año

Con cinco vidas perdidas, el choque frontal de ayer, cerca de Orán, es el peor siniestro vial de este año.
El pasado 13 de febrero, una familia entera (los padres y sus dos hijos menores de edad) oriundos de la ciudad de Lanus, provincia de Buenos Aires, falleció luego de que el auto en el que viajaban chocara con un camión en el paso El Durazno, cerca de Metán, sobre la ruta nacional 9/34.

Las víctimas

El primer informe, apenas minutos después del choque, indicó que había cuatro fallecidos. Apenas dos horas después, murió una quinta persona.
Según la Policía, las víctimas que iban en el remise Chevrolet Aveo son: Urbano Lizárraga (de 62 años y era quien conducía el auto) y Carmen Rosa Colque (de 48 años). Junto a ellos iban Diego Yaquet, Pilar Arancibia y una mujer que no fue identificada, quienes sufrieron heridas.
Las víctimas del Chevrolet Classic son Julio César Gómez (de 26 años, conductor), Pamela Yanet Carabajal (27) y Feliciano Segundo (de 27).

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


martin perez
martin perez · Hace 6 meses

NO ES LA RUTA DE LA MUERTE...... SON LOS CONDUCTORES DE LA MUERTE.... Y FALTA DE CONTROL.... NO HAY CAMINERAS... EL DOMUNGO VENIA MANEJANDO DE ORAN A SALTA. Y DELANTE VENIA UN LOGAN PATENTE 622 NO ALCANCE A VER LAS LETRAS X QUE ESPERABA CON IMPOTENCIA QUE SE ESTRELLE CON ALGUN AUTO O CAMION DE FRENTE. PARECIA O BORRACHO O SE DORMIA.... NO HABIA A QUIEN DENUNCIARLO.

Julio Cesar Mamaní
Julio Cesar Mamaní · Hace 6 meses

Lamentablemente hay conductores muy inescrupulosos que no les importa la vida, yo viajo mucho por las rutas y veo cada negligente que se adelantan sin pensar en que por sus putas maniobras pagan con la vida inocentes y aquellos que viajan prudentemente.... y no digan Ruta de la muerte.... digan Conductores de la muerte

gio vergara
gio vergara · Hace 6 meses

Esta muy claro el asunto, el que se cruzó fue el auto particular

Alicia  Yañez
Alicia Yañez · Hace 6 meses

ES MUY TRISTE LA NOTICIA,PERO TIENE RAZÓN ROSANNA.

rosanna bello
rosanna bello · Hace 6 meses

una vez más la llaman la ruta de la muerte, la pobre ruta no tiene la culpa de tales accidentes, está mucho mejor que cualquier otra. Acá los únicos culpables son los conductores de los vehículos que van "quemando" hacia cualquier parte tratando de ganar unos minutos de diferencia! y cuando no, adornan su manejo no solamente hablando sino leyendo y mandando mensajes a través de sus celulares (esto aplica para conductores particulares, remiseros, taxistas y por supuesto los colectiveros). Lamentablemente la irresponsabilidad de uno de ellos o de ambos, pero en fin, de un humano, fue la responsable del accidente


Se está leyendo ahora