No es un secreto que el número ha sido protagonista de la historia de la humanidad. Mayas, Judíos, Pitagóricos, sabios de todos los tiempos, han reconocido en el número no sólo un concepto matemático exacto, sino el "alma mater" de toda una filosofía de vida, en conexión con el Universo y el hombre.
Fruto de sus investigaciones con kinesología, Quini Bueno ha establecido una tabla numerológica con la que define en "cifras", conceptos como el Cosmos, al que corresponde el número 8; las Estrellas 102; notas musicales como "SI" 9001, órganos como el pulmón 789, o el hígado con el 677.
El ADN con el 9090, la sangre 28,8 e incluso conceptos abstractos como la armonía con el número 166, o el amor que contiene el 9,12345679. "Este último curiosamente, nos explica la terapeuta, no contiene el número 8, que es considerado número de lo material, lo cual no deja de tener su lógica, ya que el amor en un sentido puro, incondicional, esté alejado de todo egoísmo".
Todo este "universo en cifras" constituye una valiosa caja de herramientas para sanar, armonizando los números con el cuerpo y con el Universo.
Como curiosidad, durante la entrevista, Quini Bueno habló del mito de la eterna juventud. "Los alquimistas lo buscaron en los números, entre otras cosas, aunque sin éxito"-comenta la kinesóloga y añade,- "Al descubrir que el cuerpo está cifrado en números al igual que el universo, se puede afirmar que, teniéndolos armonizados, viviremos más tiempo sanos y por ende jóvenes."
En la actualidad Quini Bueno está investigando en el terreno de la geometría, de los símbolos y aplicaciones en la salud.
"Al ser humano, por el hecho de nacer en un día, un mes y un año determinado, le corresponde un número; suma de las cifras que componen su fecha de nacimiento y que configuran lo que se denomina el camino de vida.
Un ejemplo concreto
Por ejemplo: El 14 de octubre de 1958 estaría compuesto por la suma de 14+10+1958, el resultado es 29 que se reduce 2+9=11. En este caso, un número maestro, al igual que el 22, el 33 y el 44 (el resto se reducen a una sola cifra).
El número final resultante, en su tránsito durante los días, semanas, horas o años con idéntico número, hacen que este se active positiva o negativamente. De ahí la importancia de tenerlo armonizado"-comenta la terapeuta holística Quini Bueno Soto.
A su vez, la escuela pitagórica (530 a J.C), hablaba de la filosofía del número, y su interés por su valor simbólico como un impulso de vida, además de asegurar que la estructura del universo era aritmética y geométrica, afirmando la relación entre los planetas y su vibración numérica (música de las esferas).
Más tarde Galileo Galilei (1564-1642), apuntó que "las matemáticas son el alfabeto con el cual Dios ha escrito el universo".

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora