Alrededor de 57.000 kilos de chatarra, cacharros y otros elementos, en los que podría habitar el mosquito Aedes aegypti, fueron recogidos desde diferentes barrios y trasladados al sitio de relleno sanitario.
"El denominado día D, que significa día del descacharrado fue un éxito, pero no hemos finalizado las tareas, porque la lluvia que se produjo el miércoles por la tarde complicó el amplio operativo. Quiero agradecer a los que participaron y colaboraron y a los vecinos porque esta es una lucha conjunta de toda la comunidad", dijo el intendente, Fernando Romeri.
"Todavía nos queda mucho por hacer. Nosotros venimos desarrollando un trabajo sostenido de descacharrado y durante todo el año mantuvimos reuniones con la comisión del dengue, que integran diferentes organismos e instituciones. Tenemos pensado organizar otro operativo masivo, en toda la ciudad, en diciembre o enero del año que viene", señaló el jefe de la comuna.
El miércoles pasado, durante el denominado "día D", la base operativa se montó en el Paseo la Estación. 220 personas de la Municipalidad, el hospital Del Carmen, bomberos de la Policía de la Provincia y del cuartel de voluntarios Posta de Yatasto, la Brigada de Búsqueda y Rescate, concejales, funcionarios municipales, la Brigada del Dengue y estudiantes de enfermería, entre otros, recorrieron la ciudad que fue dividida en cuatro sectores de trabajo.
Desde la Municipalidad agradecieron la colaboración de los propietarios de carros de tracción a sangre para entrar a lugares de difícil acceso y la gran colaboración de vecinos, comerciantes y empresarios que pusieron sus vehículos a disposición de la comunidad para cargar y transportar lo que los vecinos sacaron a las veredas.
El subsecretario de Medio Ambiente y Servicios Públicos, Carlos Coronel, manejó la recolección de elementos con los empleados de su área y de Obras Públicas, organizando los 18 vehículos, que fueron los oficiales y camiones, camionetas y tractores con acoplados que los vecinos pusieron a disposición. Los vehículos estaban distribuidos y controlados por un personal a cargo de cada uno de los sectores.
A su vez, la secretaria de Relaciones con el Ciudadano, Mercedes González Tula, fue la encargada de la organización de las personas que visitaban los hogares y se organizaron 18 sectores para trabajar ordenadamente. Cada sector estaba encabezado por un funcionario municipal acompañado de empleados municipales, agentes sanitarios, brigadistas del dengue y representantes barriales.
"Este operativo para prevenir el dengue es algo muy bueno para todos los que vivimos en esta ciudad. Es para evitar enfermedades transmitidas por los mosquitos y por eso es bueno que todos colaboremos para mantener todo limpio", dijo don Néstor Acosta, un vecino de barrio Los Laureles.
"Se recogieron alrededor de 57.000 kilos de chatarras, cacharros y otros elementos. En 64 viajes en camiones, esos elementos fueron depositados en el relleno sanitario. La tareas van a continuar porque se calcula que nos falta un 40% de la ciudad. Esto se debe a las lluvias que están complicando la continuidad de las tareas", dijo en la mañana de ayer el secretario de Gobierno de la Municipalidad, Sebastián Otero.
Vecinos de algunos sectores de los barrios Belgrano, Nuevo Hogar, 136 Viviendas y villa San José, entre otros, dijeron que no habían pasado a retirar los elementos de sus veredas. "Queremos llevar tranquilidad a los vecinos, cuando pare de llover van a continuar los trabajos", destacó Otero.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora