Federico Sacca, de 41 años, asumió el viernes como intendente de El Galpón. Fue en un acto que se desarrolló en la plaza central del pueblo, que el 17 de octubre pasado fue prácticamente destruido por un violento temblor.
En la ceremonia, el flamante jefe comunal estuvo acompañado por los intendentes de Río Piedras, Gustavo Dantur, de San José de Metán, Fernando Romeri, y de Rosario de la Frontera, Gustavo Solís. También concurrieron legisladores del departamento y vecinos.
Sacca reemplaza en su cargo a Héctor "Paposa" Romero, quién estuvo presente, pero llamativamente no fue el encargado de entregarle el bastón de mando, lo que estuvo a cargo del electo presidente del Concejo Deliberante, Pedro Argañaraz. Lo que ocurrió fue que se trataba de un obsequio que le hicieron a Sacca poco antes de la jura.
También juraron los cinco concejales electos del municipio de El Galpón: Argañaraz, Juan Ramón Coronel, Hugo Leonardo Velarde, Carlos Humberto Quiquinto y José García.
"La situación financiera de la municipalidad de El Galpón es muy complicada, pero confiamos en que vamos a salir adelante con el apoyo de toda la comunidad y el Gobierno de la Provincia", dijo Sacca es su discurso.
"Vengo a proponerles un sueño, que solamente vamos a cumplir si trabajamos todos juntos, unidos, para sacar adelante a nuestro querido pueblo. Con nuestro equipo teníamos un plan de trabajo, pero el temblor cambió los tiempos y las prioridades", indicó.
El nuevo jefe comunal dijo que entre las prioridades de su gestión se encuentra la recuperación de la infraestructura del pueblo, la construcción de viviendas y la reestructuración y capacitación permanente del personal municipal.
"Otras de nuestras prioridades va a ser el cuidado del medio ambiente y la protección del río Juramento y dique El Tunal", dijo a El Tribuno.
Luego de la asunción de Sacca y de los integrantes del Concejo Deliberante, el reconocido conjunto folclórico local Trío Carpero actuó en la plaza de la localidad.
El temblor
Eran las 8.33 del pasado 17 de octubre. Muchos de los vecinos todavía se encontraban entregados al reposo cuando todo comenzó a temblar y las campanas de la parroquia San Francisco Solano de El Galpón comenzaron a sonar muy fuerte en forma incesante e inesperada. En pocos segundos un temblor de 5,9 provocó caos y horror en la comunidad de 10.000 habitantes ubicada en el departamento de Metán.
Hubo casas y comercios destruidos, daños en la escuela Magdalena Güemes de Tejada y en la parroquia San Francisco Solano. Además de la caída de paredes y muchos agrietamientos de inmuebles. El sector más afectado fue el del centro de la localidad.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia