Fue el "sol del 25 de Mayo", como recordó el profesor Miguel Ángel Cáseres, el que calentó a todos los presentes ayer en la calle Coronel Vidt. La fiesta central, por los 206 años de la Revolución de Mayo, que organizó la Municipalidad de Salta se realizó en el barrio 25 de Mayo y constituyó un hecho extraordinario para la popular barriada del macrocentro.
Se debe decir que el escenario estaba reluciente. Un día antes estuvo la gente de la Subsecretaría de Prevención y Emergencias de las Municipalidad que ejecutó tareas de acondicionamiento en el centro vecinal, en Coronel Vidt y Ayacucho, y en las zonas adyacentes.
Se podaron árboles y se pintó de blanco la parte baja de los troncos, se realizaron labores de limpieza y se pintaron los arcos de fútbol de los espacios verdes de la zona.
Desde muy temprano toda la zona conocida como "atrás de Edesa" estuvo inundada de niños y niñas vestidos con trajes de la época de la colonia, con militares por todos lados y con vecinos que vieron modificada la típica tranquilidad del barrio.
El humo de las ollas de locro ya anticipaba el festín posterior al desfile que se preparaba.
A las 11 llegó el intendente Gustavo Sáenz y dio comienzo al desfile en el marco de los 206 años de la Revolución de Mayo. Se debe decir que fue su primer 25 de Mayo como intendente y que sus palabras fueron tensas, emocionadas y muy controladas al saludar a la Agrupación 25 de Mayo.
Tras la entonación del Himno Nacional, la palabra autorizada volvió a ser la del profesor Miguel Ángel Cáseres, quien destacó el protagonismo de Salta en la gesta revolucionaria. Destacó luego el vínculo de uno de los protagonistas, Manuel Belgrano, con la creación luego de la Bandera Nacional.
El historiador también rescató el hecho de que ayer también fue el cumpleaños de la Banda de Música Municipal. Se aprovechó también para que la misma banda toqué el "Feliz cumpleaños", mientras todos los presentes cantaron emotivamente.
Cáseres cerró con un mensaje optimista. Habló de la esperanza en los revolucionarios de las virtudes y de la unión definitiva de los argentinos, lo cual desató un aplauso cerrado de una gran cantidad de vecinos presentes. Se debe destacar la gran cantidad de turistas, especialmente extranjeros, que llegaron hasta el lugar de los actos.
Los que abrieron el desfile fueron los niños del prejardín Manitos Traviesas, quienes llegaron todos con vestidos de época. La ternura hizo que el intendente bajara a saludar a los pequeños y sus maestros.
Luego, los que más despertaron aplausos fueron los del Club de Abuelos del barrio 25 de Mayo y el paso de los Residentes Bolivianos en la ciudad de Salta.
Sin embargo, los que llevan siempre el nivel más alto de ovación, y volvieron a confirmalos ayer, fueron los excombatientes de Malvinas.
Al paso de los veteranos de guerra se ven hasta lágrimas de emoción entre la multitud. Los bomberos y grupos de rescate también fueron aplaudidos por los más chiquitos.
Cerraron el desfile el paso de las Fuerzas Armadas y de Seguridad y, finalmente, una delegación especial del Fortín Amblayo, de San Carlos.
Festival folclórico
Los festejos comenzaron antes. El martes a la noche realizaron el Gran Festival Folclórico y locreada popular, en las instalaciones del centro vecinal del barrio 25 de Mayo. La entrada fue gratuita, por lo que la fiesta fue plena y concurrieron muchos vecinos.
Había una promesa del municipio de devolver el desfile a esta barriada, que no defraudó para nada.
Las calles donde se realizó la fiesta estaban llenas de familias que se acercaron a pasar una linda mañana.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora