Los encuestadores exhiben notable cautela, porque este no fue su año. El triunfo de Gustavo Sáenz como intendente de Salta capital los había sorprendido a casi todos. También hubo resonantes fracasos en otros distritos. De todos modos, los sondeos del oficialismo y del PRO ratifican el primer puesto de la fórmula Sergio Massa- Gustavo Sáenz en la capital salteña y en el área metropolitana, y una tendencia de más del 30% de intención de voto en la provincia.
El Gobierno salteño acusó el impacto nacional de la figura de Gustavo. Fue notable en los medios financiados por el Estado el esfuerzo por consolidar la candidatura de Miguel Nanni y por reafirmar la alianza inicial del urtubeicismo con Mauricio Macri. El dirigente radical y Juan Collado, candidato a parlamentario por el PRO, recibieron de esos medios casi la misma prensa que Javier David y mucho más que Beatriz Navarro, candidata en tercer lugar y única candidata del interior provincial en las listas del oficialismo. Más de un funcionario realizó gestiones y movimientos para sumar votos radicales a Macri con la esperanza de que Massa retroceda.
El problema no es Massa, sino Sáenz.
Urtubey sabe que el resultado del domingo, a nivel nacional, no depende de Salta, pero ya piensa en el liderazgo local y en las elecciones de 2019.
La candidatura de Sáenz y la buena performance de la fórmula de UNA eclipsó en alguna medida la proyección del gobernador en la campaña de Daniel Scioli y posicionó a aquel como actor político central, en una provincia donde también es previsible un cambio de ciclo.
"Demostramos que somos la fórmula de las propuestas. Fuimos los únicos que dijimos no solo qué vamos a hacer, sino cómo y con quienes", dijo ayer Sáenz tras el cierre de campaña en Tigre.
Massa y Sáenz saben que Scioli sigue cerca del 40%, pero creen que no podrá superar esa barrera. Confían, también, en que ellos pueden superar a Macri y luego al candidato kirchnerista en segunda vuelta. Lo cierto es que, desde agosto, no hubo polarización entre los dos primeros, Scioli no pasó la barrera del 40% (según las encuestas) y Massa tuvo un repunte.
El candidato de UNA atribuyó al "mensaje provinciano" de Sáenz los segundos puestos en las PASO en Formosa, Jujuy y Santiago del Estero, y el muy buen desempeño de la fórmula en Tucumán, donde debió confrontar contra la estructura de Alperovich y el buen momento de José Cano. El efecto del fenómeno a nivel local es lo que inquieta al Grand Bourg.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


coqui coquena
coqui coquena · Hace 13 meses

Los salteños deben ser los unicos que no se enteraron que massa es kirchnerista y que lo unico que esta tratando de hacer es que gane scioli,haber si este domingo sacamos la basura y votamos algo distinto,12 años de miseria y de puros planes deberian de acabar


Se está leyendo ahora