La ciudad capital, el conglomerado urbano más populoso de la provincia, registró un 15,5% de trabajadores temporarios durante 2015. Son 30.207 personas en condiciones laborales de inestabilidad. Los servicios, la construcción, la administración pública y el trabajo agrario son los sectores donde más se registra esa situación en el campo laboral.
Dentro de los rubros de la vida urbana, lo cual excluye a los trabajadores del agro, el volumen de trabajadores temporarios por encima del 15% del total de la población económicamente activa (PEA), supera la media del resto de los conglomerados de la región NOA. El promedio para el caso regional fue de 14,2%. En todo el país el trabajo temporario alcanzó un 8,4% durante 2015.
Conforme a los estudios de la economista Carla Arévalo, investigadora del Instituto de Estudios Laborales y del Desarrollo Económico (Ielde), el volumen de trabajo temporario se mantuvo regular con respecto a 2014, tanto en la región NOA como en el país. Salta, por el contrario, incrementó sensiblemente su porcentaje de trabajo temporario: pasó del 12,2% en 2014, al 15,5% en 2015.
Si se suma la situación del agro, uno de los ejes productivos de la provincia, el porcentaje seguramente sería todavía mayor. La estacionalidad de las cosechas y los procesos productivos distribuidos por épocas del año concitan una constante afluencia de trabajadores golondrina.
En líneas generales, cualquier forma de trabajo temporario, sea urbana o rural, genera ingresos fluctuantes, variaciones en la disponibilidad horaria para ejercer otras actividades regulares -como estudiar-, y fluctuaciones en la proyección de vida de los trabajadores.
El sector privado tiene la mayor cantidad de los empleados temporales
La inestabilidad laboral se vincula estrechamente con el trabajo temporario. Sin embargo, la Federación Argentina de Empresas de Trabajo Temporario (FAETT), asegura que "4 de cada 10 trabajadores" que ingresan al mundo laboral como temporarios terminan por ser "efectivizados".
Temporales e informales
Los cálculos de Carla Arévalo echan luz también sobre otros aspectos del trabajo temporario en Salta, como las condiciones laborales de los que se encuentran en esa situación.
"Del total de trabajadores temporales en Salta, el 74% no goza de los beneficios de la seguridad social", subraya la investigadora del Ielde.
Esa afirmación se desprende de discriminar a los que se encuentran registrados y a aquellos que están en condición de informalidad del total de asalariados temporarios.
De los 30.177 trabajadores temporarios que se computaron en la ciudad de Salta en el segundo trimestre de 2015, 20.118 son informales y solo 7.730 formales.
La diferencia entre una y otra situación, a pesar de que en ambos casos se trabaja de manera eventual, es que la cobertura social y sanitaria, los seguros de vida y los derechos laborales mínimos se disipan en la informalidad. Es un agravante al ya espinoso escenario de inestabilidad en el trabajo.
Empleadores
En cuanto a la clasificación que distingue a los trabajadores temporales según el sector del mundo laboral en el que se encuentran, la diferencia también es sustancial.
Mientras que el Estado contrata al 24,4% de los asalariados eventuales, el sector privado se queda con el 69,1% de esta fuerza de trabajo. El 6,6% restante de puestos temporales es absorbido por un tercer sector, sobre todo fundaciones y organizaciones no gubernamentales.
Los 20.858 trabajadores temporales empleados por el sector privado se perjudican por los artilugios empresariales para sortear las presiones de las leyes que regulan el trabajo. Con pasantías, becas y otras figuras legales, se resguardan de realizar contrataciones efectivas que reconozcan a los remunerados como trabajadores. Entre otras cosas, los trabajadores temporarios no suman antigedad ni tienen protección gremial alguna. La actividad destacada es la construcción, que congrega a 10.303 obreros.
En el ámbito estatal se destaca el marco de los docentes, quienes bajo los resguardos normativos de los interinatos y las suplencias pasan años enteros sin conseguir estabilidad laboral. Año a año se renueva su periplo: inscripciones en la Junta Calificadora, órdenes de mérito variables, y cambios en el establecimiento de referencia. Muchos docentes de la capital dictan clases en el interior provincial por varios ciclos lectivos sin conseguir titularizar horas o un lugar estable donde concurrir a trabajar. Son 3.213 los asalariados temporales del ámbito educativo.
La administración pública también aporta una gran cantidad de contrataciones bajo estos regímenes de eventualidad: 2.641 trabajadores temporales se aglutinan aquí. En definitiva, la actividad de la construcción, el ámbito educativo y la administración pública concentran más del 50% de los temporarios.
Desocupados

Arévalo indica que en lo que a desempleo respecta, Salta mejoró en el último año con relación a otros aglomerados del país. "En 2014 Salta tenía una tasa de desempleo que estaba por encima de la media nacional, mientras que en 2015 se ubicó por debajo del nivel de desempleo del país", indica. Es la decimocuarta ciudad con más desempleo.
En 2015 el conglomerado computó un 5,7% de desocupación, mientras que en 2014 había tenido un 8,5%. En la medición más reciente, Salta se situó por debajo del promedio nacional, en 6,6%, y por encima de la media del NOA, 5,2%.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora