El cambio de rumbo de la economía exigirá a las provincias tomar la iniciativa para no quedar fuera de los proyectos en curso. A pesar de la recesión, hay anuncios que expresan objetivos importantes del Gobierno nacional.
Además, hay cambios de escenarios: en materia de desarrollo turístico con proyección internacional, Jujuy será el centro del programa Puna y el NEA tendrá un corredor ecoturístico de magnitud.
Además, se reiteró la decisión de ampliar la exportación de carnes y un fallo en un tribunal europeo dejó sin efecto las medidas proteccionistas contra los biocombustibles argentinos. Son grandes posibilidades que involucrarán a Salta si las autoridades locales llevan adelante las gestiones necesarias, con metas y recursos genuinos.

El Plan Belgrano

Hoy se conocería el destino de los 95 mil millones de pesos que se asignarán en 2017 al Plan Belgrano. Sobre lo que se asigne a nuestra provincia, no hay precisiones. El gobernador jujeño Gerardo Morales aseguró que están incluidas las obras correspondientes a la ruta nacional 34, hasta San Salvador, y la provincial 1, además del nuevo aeropuerto, el desarrollo de energía renovable y una línea de 500 Mw. Morales confía en "ampliar capacidades de riego en zonas productivas y, hasta fin de año, la construcción de cinco mil viviendas".
Además, propuso una reunión de gobernadores del Norte Grande con el jefe de Gabinete Marcos Peña y el titular del Plan Belgrano, José Cano, para afilar los proyectos para el año que viene.

Momento crítico

Los problemas perentorios para Salta tienen que ver, directamente, con el desarrollo regional. El momento no es fácil. Los precios en góndola de los alimentos cuestan 5,5 veces más que el precio que cobra el productor.
El tema del transporte, que es central para Salta, no muestra aún la luz al fondo del túnel. La reactivación ferroviaria permanece en el plano de los propósitos y el Belgrano Cargas no parece tener mejor suerte que el Tren a las Nubes o el vagón a Gemes.
El incremento de los precios a lo largo de la cadena alimentaria merecería un estudio técnico que revise el costo comercial, financiero y cambiario, y no es aconsejable dejarlo todo en manos del Gabinete nacional.
Una de las preocupaciones que expresa el Gobierno salteño está referida a la coparticipación, que se retrajo y se retraerá más aún si las organizaciones gremiales logran que se suba el piso del Impuesto a las Ganancias. Además, en el Presupuesto 2017 tampoco aparece el monto del fondo de la Ley de Bosques, que acumula en nueve años una deuda de la Nación con las provincias del orden de los 20 mil millones de pesos. Sin embargo, donde todo parece estancado es el capítulo de la producción. Los productores de Salta no cobraron lo que les correspondía por no desmontar, pero el desarrollo rural lleva nueve años en el freezer.

El proyecto turístico

El ministro de Turismo de la Nación, Gustavo Santos, anunció que entre este año y 2019 habrá inversiones por $ 12.000 millones. "El foco está puesto en el Norte Grande", dijo al diario La Nación. Quieren "posicionar la "Marca Argentina'' en el mundo, con el objetivo de sumar 3 millones más de visitantes extranjeros hasta 2019 y elevar un 90% su gasto promedio, para alcanzar los US$ 900 por estadía, en promedio".
Piensan en hoteles boutiques y de alta gama que tienen, promedio, 7 empleados por habitación. Pero de los dos megaproyectos, Salta participa tangencialmente en el plan de la "Marca Puna", que uniría San Antonio de los Cobres con Uyuni, en Bolivia, pero con la columna vertebral en la Quebrada de Humahuaca, donde Morales ya piensa en un tren de pasajeros que la atraviese de punta a punta. Al mismo tiempo, planifican el corredor ecoturístico más importante de América Latina, entre Corrientes, Misiones, Chaco y Formosa. Prevén invertir $ 1.000 millones e incluye los parques provinciales Moconá en Misiones, el Iberá en Corrientes de 700.000 hectáreas, el Impenetrable en el Chaco y el Bañado La Estrella en Formosa.
Esta es una buena noticia, pero Salta deberá esmerarse para no perder la posición estratégica que había logrado en treinta años de desarrollo turístico.

Biocombustibles

Otra buena noticia, pero que Salta debe aprovechar mostrando iniciativa, la brinda el regreso de las exportación de biodiésel a Europa. El Tribunal de Primera Instancia europeo anuló las medidas proteccionistas aplicadas sobre el biodiésel local desde fines de 2013, con el pretexto de castigar la expropiación de YPF a la española Repsol . La Cámara Argentina de Biocombustibles estima que el país estaría en condiciones de exportar alrededor de 1,5 millones de toneladas.

Carnes

La tercera perspectiva favorable, que dependerá de la capacidad de decisión del Gobierno y de los empresarios salteños, es el anuncio del ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, acerca de la recuperación de los mercados de carnes para lo cual habrá que "transparentar la cadena de ganados y carnes, desde controles para el cumplimiento sanitario y comercial, hasta agilización de trámites para que los productores tengan facilidades operativas". Lo llamativo es que Buryaile habló de este tema en la Exposición de Hereford de Patagonia, que se realizó en Río Negro.
Entre tanto, en una zona mucho más favorable a la ganadería, Salta tiene congelado el desarrollo de 5.000.000 ha donde se concentran los índices más alarmantes de pobreza, desempleo y desnutrición.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora