El diario Ambito Financiero publicó ayer que Salta podría caer en un default técnico, con el bono 2022, si hasta septiembre no deposita 27 millones de dólares en el fideicomiso que garantiza esos títulos que se colocaron para el Fondo de Reparación Histórica del norte.
Con un comunicado, el Gobierno provincial descartó esa posibilidad, y afirmó que "dicha información resulta errónea".
"La Provincia cumplió y seguirá cumpliendo en tiempo y forma cada una de sus obligaciones bajo los títulos de deuda al 9,5% emitidos en 2012, con vencimiento en 2022", sostuvo la Secretaría de Financiamiento de Salta en el parte oficial.
Ambito Financiero señaló que, por una cláusula del bono Salta 2022, el fideicomiso debe tener depositado al menos 1,1 vez el monto del próximo pago y que, por problemas de fondeo, en esa cuenta habría actualmente un 70% del monto a saldar en septiembre.
Según fuentes del Citibank, una de las entidades financieras que administran el fideicomiso, la fuerte devaluación de fines de 2015 y comienzos de 2016 habría licuado el fondeo de esa cuenta, en la que las regalías gasíferas que cobra la Provincia se depositan en pesos.
Según las versiones que dejaron trascender fuentes del mercado, Salta debería recomponer la ratio de la cuenta, en cuatro meses, para no caer en un incumplimiento a ese indicador incluido entre las condiciones de la emisión de 2012.
Consultado por El Tribuno, el secretario de Financiamiento de la Provincia, Ignacio Racciopi, descartó esa posibilidad. Dijo que, más allá de la sustancial modificación del tipo de cambio, la Provincia canceló los servicios al pie de la letra.
Según la nota periodística, el problema de fondeo saltó a relucir el pasado 15 de abril. Racciopi precisó que "el vencimiento del último servicio fue el 16 de marzo y se pagaron, en tiempo y forma, los 8.670.163 dólares de capital e intereses".
El funcionario aclaró, asimismo, que el indicador vinculado al fideicomiso "está establecido a los efectos de la garantía y no de los pagos".
En marzo empezaron a correr 180 días (el plazo expira en septiembre) para ajustar la ratio de la citada cuenta. "Nosotros, desde la Provincia, calculamos que el indicador quedará subsanado en el servicio de junio", dijo.
Esa estimación se apoya en un dato concreto: con el nuevo cuadro tarifario del gas y la actualización del precio en boca de pozos, los ingresos por regalías superarán, a partir del segundo trimestre, el techo de 10 millones de dólares.
El próximo servicio del bono 2022 vence el 16 de junio y Salta no debería tener mayores dificultades para cubrir los 8,5 millones de dólares, de capital e intereses, íntegramente con las regalías del fideicomiso.
Los bonos Salta 2022 fueron emitidos en 2012, por un total de 185 millones de dólares, para financiar obras de infraestructura en los departamentos San Martín, Orán y Rivadavia.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...