También en el Norte salteño, pero ya en el extremo Oeste de la provincia, donde las alturas sobre el nivel del mar superan los 4.000 metros se encuentran las localidades de Iruya, Santa Victoria Oeste y Nazareno.
Pequeños poblados que se caracterizan por su fisonomía andina, sus callecitas estrechas, muy empi-nadas y cuidadosamente empedradas para evitar la erosión del suelo. Su arquitectura tiene una marcada raigambre precolombina, de gran valor cultural e histórico. En esta región se puede realizar turismo aventura, turismo rural comunitario, turismo cultural, observación de aves, entre otras modalidades.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia