Salta y Tarija, lengua y dialectos

28-01-2014 -

PACO FERNÁNDEZ

Director del Servicio de Información e Investigación sobre la Lengua (SIL) - UNSa

Cinco años atrás, tuve la suerte de conocer la hermosa ciudad de Tarija, mientras participaba de un congreso internacional de lingística organizado por la Universidad Juan Misael Saracho. Fue, asimismo, una adecuada ocasión para cosechar varios amigos, con los cuales me encuentro en contacto permanente.

En tiempos de la Colonia y de la lucha por la Independencia, entre nuestra ciudad y la del sur boliviano se desarrolló un fluido contacto muy productivo en todo sentido, en particular en el aspecto cultural. Quizá hoy no se da tanto dicho contacto; sin embargo, todo hace suponer que poco a poco se lo va recuperando. O quizá está mejor que nunca...

Esta ciudad dista unos 500 kilómetros de nuestra capital, por un buen camino pavimentado. Por otra parte, los tarijeños son gente muy afectiva y hospitalaria, cuya preferencia radica en cultivar amistades y que, asimismo, tiene un entrañable afecto por Salta, su gente y su cultura. Este afecto recíproco me incentivo a escribir estas líneas para compartirlas con mis lectores. En una de mis visitas, adquirí un hermoso diccionario local, elaborado por Mirtha Villarroel Hurtado, titulado “Churo diccionario chapaco” que testimonia no solo sus valores lingísticos, sino también su esencia cultural. De él he extractado los datos que hoy les regalo.

Breve historia y ubicación

Me sorprendí en 2012, en mi último viaje, cuando visité la Loma de San Juan, lugar fundacional de la ciudad, y pude leer -en una placa estampada en la pared de una “modesta y arcaica capilla que presenciara las luchas heroicas de los primeros pobladores” (como afirma el diccionario mencionado, en su presentación)- la fecha de su fundación: 4 de julio de 1574, ocho años antes de la fundación de Salta, a punto de cumplir 440 años. Esa modesta capilla fue testigo mudo de tantas luchas, alegrías, penas y recuerdos de la primera época de la “tierra chapaca”.

El vínculo entre Gemes y el Moto Méndez fue un reflejo de las siempre excelentes relaciones entre Salta y Tarija: lucharon, estrechados, por la Independencia. Y estos vínculos continuaron concluida la época de la Colonia, en forma indefinida. En la actualidad, los lazos comerciales y culturales se acrecientan y enriquecen mutuamente.

Estos lazos acreditan la cercanía cultural de ambos pueblos, que compartieron su historia. Entre los primeros ocupantes de Tarija figuran los matacos, los tobas, los chiriguanos, los tapietés y los guaraníes, que también forman parte de los pueblos originarios de Salta. Por otra parte Tarija, al igual que Salta, proveyó a Potosí de varios insumos necesarios para sus habitantes, como ser ganado vacuno y productos agrícolas.

Todos estos aspectos fundamentales de su cultura y manera de ser demuestran su hondo parentesco con nuestra provincia.

Lengua y dialecto

Así como el “Churo diccionario” muestra, antes de dedicarse a su tema específico, los antecedentes históricos, es preciso centrarse ahora en la cuestión lingística, motivo de este artículo. Muchas son las palabras del dialecto español del noroeste argentino que acredita Tarija, lo mismo que Salta. Aquí mostraré algunas de ellas, compartidas por nuestra población con la propia de Tarija.

Además de los pueblos originarios detallados, principalmente se encuentran los de origen quichua, cuyo idioma andino fue el principal aportante de voces de este idioma al español. La autora anota que “las palabras empleadas como modismos provienen de las lenguas aymara y quechua”.

Entre los términos propios de la gente de Tarija, la autora detalla los siguientes:

"albear', con el sentido de madrugar o levantarse antes de que salga el sol;

"pretencioso', vanidoso, presumido;

"bichar', asechar, mirar; espiar;

"acarrear', transportar algo, no necesariamente con un carro;

"acatanka', escarabajo; insecto coleóptero negro que se alimenta de estiércol;

"ahorita' y "ahoritita', diminutivos de "ahora';

"camote', enamorado; dícese de la persona que tiene amor; enamoradizo // batata;

"canchero', experto, práctico, hábil, experimentado; dícese del que sabe actuar en cualquier terreno;

"calavera', derrochador; fiestero, mujeriego, trasnochador;

"champa', leña; parte de los árboles y arbustos que, hecha trozos, sirve para encender fuego;

"chamuyar', dar a conocer sentimientos de amor a la persona del sexo opuesto;

"guagua', niño pequeño, bebé, niño de teta;

"guacho', huérfano; niños o animales sin padres; indefenso.

Estos son solo algunos ejemplos que muestran, a las claras, las coincidencias en el léxico que empleamos, tanto en Salta, como en Tarija.

Coincidencias

Como lo adelanté, los contactos en común, entre las ciudades de Salta y Tarija, no se agotan únicamente con la conformación geográfica y las ascendencias hispanoquichuas, la cultura y, en general, todos los lazos de amistad y acercamiento que nos unen: también deben tenerse en cuenta, entre ellas, los contactos idiomáticos.

A pesar de que hubo algunos alejamientos circunstanciales -sobre todo en el siglo XIX, cuando surgieron entredichos con el gobierno de Buenos Aires, en ese momento en manos del Brigadier General don Juan Manuel de Rosas-, estos no fueron óbice para que se recompusieran rápidamente las relaciones. Recordemos que también tuvimos, con Jujuy, roces provinciales que nos distanciaron. Sin embargo, la hermandad y cercanía de nuestros pueblos, en ambos casos, Jujuy y Tarija, permitieron que sigamos conviviendo con estrechos vínculos fraternales, que son la base de la vecindad y de la cohesión de ideales.

Por todo esto, en realidad, debemos estrechar nuestros lazos, pensando en el futuro y en nuestros hijos y nietos. Además, la belleza de Tarija y de su gente, amerita cualquier esfuerzo para estrechar esos lazos y gozar de lo que nos brinda ese extenso y hermoso departamento de Bolivia, a pocos kilómetros de nuestro suelo.

 

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Compartí

0

Te Puede Interesar

Comentá esta noticia


juan manuel kanitos
juan manuel kanitos · Hace 7 meses

Que vengan todos los tarijeños que quieran, que traigan capital para trabajar y estudiar, los que tenemos en Salta vienen con una mano atrás y otra adelante y un atraso mental centenario, acá se les dá todo y no respetan a los dueños de casa. Es muy importante la cosecha de amigos, pero amigos personales, a quienes los puede invitar a su casa ir a la de ellos, etc Pero que no nos vengan con el cuento de que los bolivianos traen el progreso, hoy solo vienen vendedores de ropas usadas, vendedores de verdura, yá no quieren trabajar de peones, por lo menos en la ciudad, hoy quieren ser independientes, independientes de las obligaciones tributarias, culturales, lo queremos lejos, lo más lejos posible y esto no tiene nada que ver con la xenofobia, que vengan a estudiar a trabajar, pero nó a convertir a Salta EN TODO EL AÑO ES CARNAVAL.

jorge gutierrezzeballos
jorge gutierrezzeballos · Hace 7 meses

como dice la cueca Salta y Tarija hermanas son