El Consejo Constitucional de Francia validó ayer la ley que autoriza en ese país el matrimonio entre personas del mismo sexo, que ya fue aprobada por el Parlamento, por lo que la ley está en condiciones de ser promulgada, hoy, por el presidente Fran‡ois Hollande.

La ley, una promesa electoral del actual mandatario, permite también la adopción a las parejas de homosexuales y lesbianas, extremo que aprobó asimismo el Consejo, aunque subrayó que debe primar “el interés del niño”.

Tras conocer la decisión, el presidente señaló que promulgará la ley hoy, tras varios meses de un debate que “ha suscitado muchas controversias, demasiadas”, y en los que se han mostrado diferentes “sensibilidades” que el jefe del Estado respeta, según dijo ayer a varios medios de comunicación.

La Asamblea Nacional francesa aprobó el texto el pasado 23 de abril en un clima de multitudinarias manifestaciones de protesta, lo que llevó a la oposición conservadora a presentar el recurso sobre el que se ha pronunciado el Consejo Constitucional ayer.

Con la validación de esa instancia, se agota el desarrollo judicial de la ley, aunque el partido conservador Unión por un Movimiento Popular (UMP) aseguró en reiteradas ocasiones que celebrará un referéndum sobre la cuestión en caso de que gane las próximas elecciones presidenciales de 2017.

Por su parte, la ministra de Justicia, Christiane Taubira, celebró a través de un comunicado la decisión del Consejo y subrayó que la referencia al “interés del niño” se aplicará a las parejas homosexuales de igual forma que se aplica a las heterosexuales.

Para las asociación de gays, lesbianas, bisexuales y transexuales Onter 

LGBT, la nueva ley “abre derechos a las parejas homosexuales y a las familias homoparentales sin retirárselos a las demás”.

Christine Boutin, presidenta del Partido Cristiano Demócrata y ministra de Familia durante el mandato de Nicolas Sarkozy señaló que la manifestación de protesta convocada para mañana contra lo que se conoce como “matrimonio para todos” tiene “todo el sentido”.

Portugal aprobó la adopción limitada

El Parlamento portugués aprobó ayer el derecho de adopción para matrimonios del mismo sexo limitado solo a hijos de un integrante de la pareja, en una votación reñida y en la que varios diputados conservadores votaron con la izquierda.

En la misma sesión parlamentaria fueron rechazados otros tres proyectos, ya presentados con anterioridad, de los partidos de línea marxista Bloque de Izquierda y los Verdes para reconocer el pleno derecho a la adopción de las parejas homosexuales.

La ley aprobada, que aun debe pasar por otros trámites institucionales, altera la prohibición total del derecho de adopción vigente para los matrimonios homosexuales desde que fueron legalizadas en Portugal estas uniones, hace tres años, y permite que un miembro de la pareja pueda adoptar los hijos del otro. La propuesta, del Partido Socialista contó con 99 votos a favor, 9 abstenciones y 94 en contra, de la coalición conservadora integrada por demócratas y democristianos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...