El Ministerio de Salud de la Nación inició en Salta una campaña de pruebas de Chagas entre mujeres privadas de la libertad alojadas en unidades federales, estudio que incluyó a niños que conviven con sus madres en las cárceles, para asegurar el acceso a un diagnóstico precoz de la enfermedad. 

‘‘Estas acciones están dirigidas a asegurar el acceso a un diagnóstico precoz, tanto de la infección crónica, como de la transmisión congénita’’, señaló Alejandro Diaco, coordinador nacional del Programa de Salud en Contextos de Encierro. 

En el Centro Federal Penitenciario del Noroeste Argentino, ubicado en General Güemes, se realizó detección de Chagas a 166 mujeres menores de 50 años y a 18 niños, informó la cartera sanitaria nacional. 
Este complejo, que aloja internas del noroeste, fue el primero en ser relevado, ya que los test en las cárceles se extenderán hasta noviembre próximo. 

‘‘Según datos del año 2011, suministrados por el Ministerio de Justicia, cada 1.000 personas privadas de la libertad, la tasa de incidencia en Chagas es de 1,8’’, detalló el funcionario. 
Diaco resaltó que en esta primera visita ‘‘se logró testear al 81% de la población en edad objetivo, contando con la adhesión voluntaria de las internas’’. 

Además del ofrecimiento del testeo, el consentimiento informado de las internas y las charlas informativas sobre la importancia del diagnóstico y tratamiento de la enfermedad, el Programa Nacional de Chagas ‘‘proveerá la medicación necesaria para todos los casos positivos y se investigarán también las posibles complicaciones cardiológicas y digestivas’’. 

Datos oficiales indican que en Argentina 7.300.000 personas estarían expuestas a la enfermedad, 1.600.000 infectadas y más de 300.000 con cardiopatías de origen chagásico. 
Las estadísticas también aportan que, cada año, nacen aproximadamente 1.300 niños infectados por transmisión congénita y es por esto ‘‘que se priorizará a la población materno infantil en este estudio’’, señaló el Ministerio. 


Con esta acción ‘‘se busca mejorar la calidad de vida de las personas privadas de la libertad, en esta ocasión, privilegiando la reducción de la morbimortalidad por enfermedad de Chagas, trabajando articuladamente con los equipos de salud locales para lograr su definitiva erradicación de todo el territorio nacional’’. 


Este sondeo sanitario forma parte del plan estratégico integral de salud en el Servicio Penitenciario Federal 2012-2015, aprobado por resolución conjunta del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos y el Ministerio de Salud.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Encuesta

¿Estás de acuerdo con que los baños sean mixtos en las oficinas públicas y comercios?

Importante ahora

cargando...