Messi, el gran salvador

Fue el partido de Lionel Messi, frente a Ecuador y en el que la Selección argentina consiguió el pasaje al Mundial de Rusia 2018. Una sufrida clasificación, pero que hoy se la disfruta, con un Messi que entregó todo y no se guardó nada. El jugador del Barcelona jugó como tenía que jugar y fuel el hombre de la cancha para redondear una noche memorable en la altura de Quito, con tres goles espléndidos, que quedarán guardados en lo más profundo de los recuerdos y brillarán en la vitrinas de nuestro fútbol.
El equipo que hoy dirige Jorge Sampaoli comenzó el partido con Ecuador con serias falencias defensivas, a tal punto que cuando Romero Ibarra convirtió el tanto del local, quedamos entumecidos, hasta sin respiración y con una rara sensación porque se sepultaba el sueño de ir a un Mundial.
Pero fue una pequeña ráfaga de lo mal que jugaba Argentina, que buscó el temple en sus jugadores para empezar a subsanar tamaño desacierto.
Javier Mascherano, con tantos defensores que conocen esa posición, quedó muy expuesto a la inseguridad y en este contexto aquellos de contención se pusieron los “overoles” y aparecieron en un mejor nivel. 
Entonces, Lionel Messi mostró decisión para ir al frente. El 10 lo buscó a Di María, que la devolvió “redonda” y el primero facturó. Los corazones comenzaron a normalizarse cuando Messi se anticipó a un rival y anotó el segundo. Claro que faltaba ese gol magnifico para sellar el definitivo 3 a 1 y decirle a Rusia “allá vamos”. Qué no es poca cosa.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...