Tapia le agradeció y Messi le regaló su camiseta al brujo Manuel

La Selección argentina tuvo una “ayuda extra” en la previa del trascendental partido en el estadio Atahualpa de Quito ante Ecuador.
El brujo Manuel llegó a Ecuador y realizó trabajos para tentar a la suerte en favor del equipo nacional.
El hechicero arribó a la ciudad de Guayaquil junto con Julián Camino y Claudio Gugnali, excolaboradores de Alejandro Sabella, quienes le reconocen una importante influencia en la conquista de Estudiantes de La Plata en la Copa Libertadores 2009.


Manuel, de estrecha relación con el presidente de Estudiantes, Juan Sebastián Verón, se trasladó a Quito junto con los allegados del seleccionado argentino y fue uno de los primeros en arribar al estadio Atahualpa, donde realizó brujerías sobre los arcos.
Tras el triunfo y la clasificación a Rusia 2018, el presidente de la AFA, Claudio Tapia, le agradeció a Manuel por su buen trabajo: “Más tuvo que ver Messi, pero él tuvo mucho que ver”. Inmediatamente, aclaró que no fue idea suya llevarlo: “Lo trajo Pipo (en referencia a Marín, presidente de Acassuso)”.


Manuel estuvo en el vestuario y también en el campo de juego del estadio Atahualpa. Nadie sabe bien lo que hizo pero fue un trabajito para “desbloquear y destrabar” a la Selección. No le gusta que le digan brujo y se considera un sanador. En su consultorio de Gorina, adentro de una fábrica textil abandonada, atiende a 300 personas por día. No les cobra y recibe donaciones de alimentos.
Por otra parte, un medio partidario de Estudiantes de la Plata, club muy vinculado al brujo Manuel, publicó en su cuenta de Twitter que Messi le regaló su camiseta al finalizar el primer tiempo. 

 

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...