Se jugaban los minutos de descuento entre Panamá y Costa Rica. El conjunto panameño había convertido un gol, que le permitía meterse en el Mundial de Rusia, por primera vez en su historia. Fue ahí cuando una mujer se convirtió en héroe nacional del país.

Los medios panameños la apodaron “La Fula” y se trata de una abuela que se metió en el campo de juego y se hizo la desmayada para que el partido se demore más de la cuenta. Ante esta situación la policía se metió en la cancha para auxiliarla, pero la abuela seguía fingiendo malestar y no se movía. Lo hizo hasta tres veces.

Finalmente, el partido terminó y ante las cámara de TV, la señora blanquéo la situación: “No me dio nada, es que la Policía me iba a sacar e hice que me desmayaba de nuevo. Cuando vino me dijo: Tía, ¿qué te pasa? y le contesté: ¡Vas para el Mundial carajo, no me pares de aquí!”, comentó.

Elida de Mitchell se transformó en una especie de ídola nacional por su irrupción en el campo, a tal punto que su cuenta de Instagram aumentó notablemente el caudal de seguidores y cosechó comentarios elogiosos de los panameños.

“Por emoción me tiré a la cancha para evitar que Costa Rica metiera otro gol. No lo iba a permitir. No pretendía salir hasta que terminara el partido”, aseguró “La Fula” al medio Panamá América.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...