Con un poema, ganó  un concurso nacional de Matemática

Cuando Luis Justiniano, profesor de Matemática del UZZI College, de Salta Capital, supo del 21º Torneo de Matemática y Literatura "Cuentos con cuentas", invitó a participar a sus alumnos, a los que entrena todos los martes por la tarde para las competencias de la Olimpíada Matemática Argentina (OMA).

Luego de pasar dos exámenes en la provincia, tres alumnas llegaron a la ronda nacional, que se realizó la semana pasada en La Falda, Córdoba.

Malena Morante Maté, de 14 años, resultó la ganadora de Nivel Medio en la categoría Poesía -también había categoría Prosa-. A pesar del honor de recibir el diploma, tanto ella como su compañera con la que viajó, Rosario Riise, aseguraron que lo mejor del concurso fue la experiencia de compartir con chicos de otras provincias, aprender cosas nuevas y hacer amigos. Junto a ellas fueron 5 chicos de Salta capital y 13 de Orán, nueve de los cuales resultaron subcampeones o recibieron menciones.

El Torneo de Matemática y Literatura, que organiza OMA, consiste en tres problemas matemáticos, de los cuales el alumno debe elegir uno y resolverlo. Después, el proceso de razonamiento y la respuesta deben ser expresados a través de poesía o prosa. Los evaluadores tienen en cuenta tanto la parte matemática como la de lengua ante cada examen.

Este año, en la ronda nacional, había 252 chicos clasificados de toda la Argentina en cuatro niveles: elemental A, elemental B, medio y superior.

Malena contó a El Tribuno que en su examen escribió sobre las aventuras de Eugenio, un chico que nacía en un pueblo pequeño y era muy inteligente. "El problema trataba sobre tres amigos que se repartían el pago de una cena según sus edades. Daba la edad y el porcentaje que había pagado uno y la edad de otro. Yo tenía que averiguar la edad del tercero. En la historia hice que Eugenio convenciera a sus amigos de pagar según las edades y, como el era el más joven, pagaba menos", relató.

"De la experiencia, lo más lindo fue convivir con los otros chicos, que les gustaba lo mismo que a mí. Éramos muy parecidos. Hicimos un montón de amigos. Eso fue lo mejor. Me encantaría ir de vuelta. Más allá de la competencia, estar ahí fue buenísimo", expresó.

Una experiencia singular

El torneo se realizó del lunes 2 al viernes 6 de octubre. Todos los días había talleres tanto para alumnos como para acompañantes. El martes fueron los exámenes y por la tarde hubo discusión de problemas. Así, los chicos revisaron los ejercicios del examen y los resolvieron entre todos. El viernes se entregaron los premios.

Los chicos compartían desde el desayuno hasta juegos de cartas después de la cena. Hicieron una búsqueda del tesoro con ejercicios matemáticos, que ganó Rosario, y mateadas literarias, en las que debatieron sobre diversos temas, leyeron poemas y cuentos y armaron un cadáver exquisito, un texto a partir de oraciones propuestas al azar.

Más apoyo estatal

"Es la primera vez que participamos en este concurso. La idea es que se haga costumbre. Es difícil llegar a un certamen nacional de OMA y, más difícil, ganarlo. Los profesores muchas veces no logramos captar la atención de los chicos y con este tipo de concursos conseguimos que se enganchen. Está buenísimo", contó Luis.

"Si bien el colegio nos ayudó con el viaje, en otras provincias el Gobierno apoya directamente. En Salta falta apoyo del Estado. El presidente de la Fundación OMA nos contó que desde Nación salió una resolución que apoya estas actividades, cosa que no pasaba antes. Esto nos sirve como puntaje y como aval", señaló.

Un espacio para crecer y desarrollar otras habilidades

“Había un chico de Corrientes que era muy tímido. Yo salí más o menos temprano del examen y estaba sola con los auriculares. Lo vi, lo saludé y después se incluyó con el grupo de CABA (Ciudad Autónoma de Buenos Aires). Después me mandó un mensaje para agradecerme porque lo había ayudado a incluirse”, contó Rosario Riise, de 14 años, que llegó a la instancia final del 21 Torneo de Matemática y Literatura.
“Fue lo mejor del mundo. Me encantó. Hice amigos de todas las provincias. Son todos unos genios. Me parecía muy lindo que todos eran muy buenas personas y, si bien todos dábamos nuestro mejor esfuerzo, no era un ambiente de competencia”, destacó la adolescente. “Fue la mejor experiencia de mi vida”, aseguró, y expresó su deseo de volver el año próximo.


Laura Leonarduzzi, directora del UZZI College, evaluó el torneo: “Es una visión integral hacer un concurso en el que se integren varias áreas: lo social, lo artístico, la matemática y la lengua. Me parece maravilloso. El concurso podría haber sido de tres días... Uno siempre piensa que el mundo ha cambiado y que el gran desafío es lo emocional y lo social. El desafío que tiene la sociedad es formar chicos que social y emocionalmente puedan actuar en el mundo. Este tipo de concurso crea un escenario para que ellos puedan practicarlo”.
“Intentamos siempre que ellos reconozcan que tienen muchas inteligencias y talentos, que no son perfectos, que son buenos en algunas cosas y tienen que mejorar en otras. En lo que podemos, intentamos y trabajamos. Ellas (por Malena y Rosario) tienen talentos particulares y hacen un esfuerzo extra porque se quedan a comer en el colegio el martes y después y trabajan dos horas. Ponen mucho de su voluntad”, dijo Leonarduzzi. 
“El colegio les da el escenario, como el concurso. Nos encanta que participen, así no hubieran ganado nada. Nos encanta que enfrenten el mundo, que puedan disfrutar, aprender y crecer”, manifestó. 
 

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Encuesta

A una semana de las elecciones legislativas, ¿ya tenés decidido tu voto?

Si, estoy seguro
Si, pero tengo dudas
No se a quién votar
ver resultados

Importante ahora

cargando...