“Habremos fracasado si la pobreza no se reduce de manera drástica en los 4 años de gestión”

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, llegó a la provincia ayer para apoyar al frente Cambiemos y a Un Cambio para Salta para las próximas elecciones. El funcionario iba a pisar tierras oranenses pero las inclemencias climáticas se lo impidieron. A diez días de los comicios, Frigerio brindó una entrevista exclusiva a El Tribuno sin concesiones. El ministro habló sobre distintos temas de la actualidad nacional y provincial.

A días de las elecciones, las primeras desde que Cambiemos es gobierno, ¿qué análisis puede hacer sobre estos comicios? 
Lo primero es que hemos conformado Cambiemos en Salta como en todas las provincias de Argentina. Cambiemos hoy es el espacio político más importante que hay en nuestro país, el que tiene cobertura territorial en todas las provincias, en todos los municipios, que tiene mayor capacidad de movilización. Eso ha sido producto del esfuerzo, de la energía que hemos puesto en conformar este espacio político nuevo en Argentina, que además tiene la responsabilidad de gobernar. Hoy estamos más consolidados y fuertes que nunca, frente a una elección que es muy importante para la Argentina y también para el Presidente (Mauricio Macri). Se está definiendo, de alguna manera, si somos capaces de sostener este rumbo de cambio y transformación de la Argentina o si volvemos al pasado. Además, estamos definiendo el apoyo al Presidente de la Nación en el Congreso. Este es el presidente que, en los últimos 100 años, tiene menos apoyo parlamentario. Solamente un tercio de los diputados son de Cambiemos, y un quinto de los senadores. Tenemos que equilibrar un poco más las fuerzas. 

Muchos legisladores y gobernadores de las diez provincias que conformar el Plan Belgrano critican con dureza ese proyecto y en muchos casos dicen que no arrancó y que no figura en el Presupuesto. ¿Qué opinión tiene? Desde Cambiemos, ¿siguen defendiendo el Plan Belgrano?
El Plan Belgrano es algo que la Argentina se debía. Es una mirada distinta para la región más postergada del país que es nuestro Norte Grande. Durante estos 21 meses de gestión, hemos hecho más obras que nunca en esta región del país y Salta es un claro ejemplo de eso. Obras que hacen a la competitividad, a la posibilidad de que el esfuerzo de los salteños sea más redituable, que pueda llegar de manera más competitiva a los puertos y venderse no solo en Argentina sino en el resto del mundo. Los ferrocarriles, que ya se ven y los salteños saben que estamos recuperando. También estamos haciendo obras que tienen que ver a la infraestructura social, a la posibilidad de empezar a reducir la pobreza estructural de Argentina. Salta tiene más obras de hábitat que ninguna otra provincia; estamos en casi 40 intervenciones en barrios vulnerables que lamentablemente tienen un nivel del pobreza muy alto y de déficit de infraestructura social; agua potable, cloacas, vivienda. Estamos haciendo 4.500 viviendas. Estamos llevando adelante el plan de infraestructura más ambicioso de la historia.

La ruta 9/34 es muy importante para los salteños (no está en el proyecto de Presupuesto 2018), ¿tienen pensado hacer las obras o todavía no?
Sí, por supuesto. El tema es que tenemos restricciones que hacen al presupuesto. Esto es como cualquier familia, no se puede gastar permanentemente más de lo que ingresa; en un país pasa lo mismo. No se puede vivir eternamente de fiado. Nosotros conseguimos, desde que asumimos porque recuperamos la confianza del mundo en la Argentina, que nos financien un camino gradual hacia el equilibrio de las cuentas públicas. Un camino gradual, mientras hacemos el esfuerzo de que lo que ingresa en el Estado alcance para cubrir los gastos y las inversiones. No nos podemos salir de ese camino porque vamos a perder esa confianza que generamos. Entonces, tenemos que ser muy responsables con el manejo de los recursos que son de la gente, no son nuestros. Dentro de ese marco de restricciones, tenemos que hacer la mayor cantidad de obras posible. La discusión del Presupuesto también es el mejor ámbito para debatir esas prioridades.

Hablando del Presupuesto, el diputado nacional Pablo Kosiner realizó fuertes críticas. Por ejemplo, dijo que representa una caída de la inversión real directa del 4,9% y que el gasto social por habitante en la Argentina es 112 mil pesos en la ciudad de Buenos Aires y el promedio del norte argentino es de 40 mil pesos por habitante. ¿Me gustaría conocer su opinión?
Primero que Pablo, como todos los diputados, van a tener la oportunidad de discutir y debatir el presupuesto. Él lo sabe perfectamente, porque fue diputado durante muchos años. Durante más de una década, en la Argentina no se dio la posibilidad de tener un presupuesto nacional, que es la ley más importante que se discute y se sanciona en todos los países del mundo. Por supuesto, no enviamos un proyecto a libro cerrado porque no creemos, como creía el kirchnerismo, que el Congreso es una escribanía que tiene que suscribir todo lo que le mandemos. Va a haber tiempo para debatir todas estas cosas. Lo que todos tenemos que entender son las restricciones que tenemos. Tenemos que respetar ese camino gradual hacia el equilibrio de las cuentas públicas. Si hay acuerdos, para rediseñar algunos gastos y hacer más obras de infraestructura, veremos de dónde tienen que salir esos recursos. Yo sé que a algunos les cuesta cambiar el chip porque fueron muchos años de un manejo de un gobierno nacional que no escuchaba a las provincias, que no se juntaba con las provincias. El Presidente de la Nación se ha juntado más veces con los gobernadores en 21 meses de gestión que el kirchnerismo en doce años. Los gobernadores se juntan entre ellos, durante 12 años no se juntaron una sola vez por miedo de las represalias que eso podría generar. 

¿Qué posición tienen desde el Gobierno con la usurpación de tierras por parte de supuestas comunidades originarias? En Salta, hay casos como los de los productores de Cachi que denuncian usurpación por parte de estos grupos...
Yo creo que hay que diferenciar, no son todos iguales. Hay comunidades que defienden sus derechos en el marco de la ley y hay grupos violentos que están al margen de la ley; pero esto es otras de las tareas pendiente que tenemos los argentinos. Durante muchos años, este tema se ocultó como tantas otras cosas abajo de la alfombra. Creo que es un tema también que no lo podemos solucionar solamente desde el Gobierno nacional, necesitamos la concurrencia, el trabajo en conjunto con los gobernadores. Creo que nos merecemos, el Gobierno nacional y los gobernadores, una reunión, sobre todo para aquellas provincias donde estos problemas son más acuciantes, en donde definamos una hoja de ruta para empezar a solucionar estos problemas. 

Después de las elecciones la oposición dice que se viene un ajuste feroz, con flexibilización laboral, reforma previsional y tarifazo...
La campaña del miedo va a terminar dentro de una semana. Esta campaña del miedo no tuvo éxito en el 2015 y tampoco va a tener éxito ahora. Yo creo que hay muchos dirigentes de la oposición que subestiman a la gente, que no compra más este discurso del miedo, como no lo compró en el 2015 cuando dijeron que íbamos a terminar con las conquistas sociales y el gobierno de Mauricio Macri es el gobierno que más asignó presupuesto hacia el gasto social. Lo mismo va a ocurrir a las mentiras respecto al ajuste que se viene, a las reformas que se vienen para precarizar el empleo y todas esas mentiras que se dicen en el marco de la campaña electoral. Nosotros sí tenemos un compromiso con la reducción de la pobreza. Nosotros queremos que se nos mida al final de nuestra gestión por este tema. Vamos a haber fracasado si la pobreza no se reduce de manera drástica en los cuatro años que tenemos de gestión porque es nuestro principal objetivo. No va a haber sorpresas en términos tarifarios, nosotros hemos fijado un cronograma en las audiencias públicas y no nos vamos a mover de ese cronograma. Tampoco estamos trabajando en una reforma laboral. Vamos a seguir como venimos hasta ahora en las mesas sectoriales en donde nos juntamos el Estado, los representantes de los trabajadores y las empresas para ver cómo mejoramos y modernizamos las relaciones laborales para generar más empleo y más competitividad. En el tema previsional, que es otra de las mentiras que se dice, no solo no tenemos un proyecto, sino que ya hay una comisión formada en el Congreso que tiene la responsabilidad de definir un camino para que el sistema previsional en Argentina pueda ser sustentable y sostenible en el tiempo. 

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...