“Kaos”, pinturas para llegar al interior del espectador

Pinceladas libres, poderosas, fuertes como los colores o las trazas con carbonilla y grafito, son la característica de las nuevas obras con las que la pintora María Eugenia Wayar vuelve, después de una década, a exponer en una galería artística.
En el Museo Casa Arias Rengel se expone “Kaos”, una muestra que reúne una variada serie de óleos, acrílicos, carbonilla, técnicas mixtas que dan forma a imágenes tanto abstractas como figurativas, en este segundo caso con personajes que nos cuentan una historia para revelar ternura, amores, supersticiones, resistencias y críticas.

“Estoy en la pintura desde fines de los 80, y en cada cuadro persigo mi mejor obra para que ella hable por sí misma. Pinto con esa necesidad de decir cosas desde otro lugar, de otra forma que no es el discurso sino la forma y el color”, explica la artista a El Tribuno junto a sus trabajos instalados en La Florida 20.

Wayar remarca además que nunca dejó de producir “porque pintar es una necesidad permanente, pero a la hora de exponer, la búsqueda está en tratar de atravesar con mis personajes la sensibilidad del otro, del espectador, parte indispensable de la obra, porque la mirada del otro la enriquece”.

El nombre de la muestra lo tomó de una película de 1984 de los hermanos Paolo y Vittorio Taviani, cineastas italianos que adaptaron 5 bellos relatos sicilianos de Luigi Pirandello.

Durante un año y medio, la plástica preparó esta exposición que hoy se abre al público. “Estoy muy satisfecha con el resultado porque transmite mi interior. Para mí, todas mis obras son dilectas, tienen un periodo de madurez, y aunque algunas pueden resultar desilusionantes, igual hay que animarse a mostrarlas. Lo importante es dejar que fluyan y, sobre todo, que surjan espontáneamente”.

Por otra parte, María Eugenia Wayar puso el acento en la importancia de vincularnos a la actividad artística: “Las personas tendríamos que asistir más a muestras de arte, a las presentaciones de libros, al teatro... Es una manera de conocer nuestras raíces, cómo se están expresando los artistas y como recibimos el mensaje”.

Y aunque reconoce que hay artistas que pueden vivir de su , considera que en Latinoamérica falta mucho para tener un mercado de arte. “En la actualidad las ventajas están en la inmediatez y accesibilidad al conocimiento artístico y, a la vez, se siente de las obras pierden su valor como objeto de arte al estar abiertas al mundo por Internet. El desafío en todo artista es ir mas allá de su propia zona de confort para generar una obra más madura”, concluyó. 

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...