Messi y Mascherano, entre la concentración y las dudas 

Es todo un mensaje, pero también puede ser toda una maldita presunción. Lionel Messi y Javier Mascherano decidieron permanecer en el predio de la AFA en lugar de tomarse la tarde noche libre, como sí lo hizo casi todo el plantel y de acuerdo a la autorización del cuerpo técnico, el día después del empate con Perú en la Bombonera. 
Los medios y portales destacaron la actitud de los referentes. El crack rosarino y el ahora defensor puede que hayan tomado esta decisión para estar más relajados ante los días de tensión que se vienen, para seguir concentrados de cara al partido del martes en la altura de Quito, donde donde Argentina se jugará su clasificación al Mundial de Rusia 2018. Y, quizá, inconscientemente, tanto Messi como Mascherano estén pasando sus últimos momentos en los verdes campos que la AFA posee en Ezeiza. Se teme de que ambos dejen de jugar en el seleccionado si Argentina no consigue clasificar a la Copa del Mundo. No jugar el torneo más relevante del fútbol sería una catástrofe deportiva muy grande para este país.
El equipo que dirige Sampaoli necesita sumar los tres puntos frente a los ecuatorianos para, al menos, buscar la clasificación en un partido extra.
Más de uno ha comenzado a pensar que Messi y Mascherano pueden llegar a despedirse el martes. Nunca más la celeste y blanca para ellos. 
El recuerdo de aquella noche en Nueva Jersey vuelve a la memoria. “Ya está, ya lo intenté mucho. Me duele más que a ninguno no poder ser campeón con la Argentina. Me voy sin poder conseguirlo”, había dicho esa noche La Pulga, luego de que Argentina perdiera frente a Chile la segunda final consecutiva de Copa América. 
Messi volvió al poco tiempo (durante la gestión de Bauza) y desde entonces fue prácticamente un intocable para los medios e hinchas. Y el jueves tras el duelo frente a los peruanos quedó completamente excluido de las críticas (mostró una leve mejoría con respecto a los partidos contra Uruguay y Venezuela).
Y no solo los barcelonistas pueden tomar esta drástica decisión. Hay otros, como Lucas Biglia y Ángel Di María, quienes también optaron por no salir con sus familares, pueden seguir el mismo camino. En realidad la fila sería más larga. Y Fernando Gago, quien dificilmente vuelva a tener una chance más en el seleccionado, ya se haya despedido. Y de la peor manera, Cuentan que el volante de Boca recibió el aplauso de todos en la concentración cuando se retiró entre lágrimas y con una de sus rodillas rotas (Jorge Sampaoli no tiene en mente reemplazarlo en la lista para la última fecha). 
El martes será un día clave. Para la Selección, para Messi, para muchos. Mientras tanto, recién hoy podría haber indicios del equipo que Sampaoli pondrá en la aitura de Quito.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...