Mujeres se manifestaron con un  "besazo" contra la discriminación

Organizaciones feministas de Salta se manifestaron ayer a la tarde frente a la Central de Policía, en adhesión a una protesta que se hizo en simultáneo en distintas ciudades por la detención de una joven lesbiana en Buenos Aires. Con lo que denominaron un "besazo", pidieron terminar con la discriminación por orientación sexual e identidad de género.

Mariana Solange Gómez, de 24 años, fue arrestada el lunes en una estación de subte, cuando se encontraba con su esposa, Rocío Girat, la joven que se hizo conocida hace años por denunciar públicamente que fue víctima de abusos por parte de su padre, un exmilitar.

Según relató la pareja, los efectivos detuvieron a Solange Gómez porque se estaba besando con su mujer en un espacio público, la agredieron y no la liberaron hasta siete horas después.

Desde la Policía de la Provincia de Buenos Aires, en tanto, informaron oficialmente que el arresto se produjo porque la joven estaba fumando en un lugar prohibido y se negó a apagar el cigarrillo.

"Estamos hoy acá para mostrar nuestro repudio a la represión que sufrió una compañera", dijo ayer en la plaza Belgrano Cami Franco, de "Las Otras, Colectiva Feminista", organización que convocó a la manifestación.

Con respecto a la información oficial, que indica que la detención fue por no respetar un espacio libre de humo y por "resistencia a la autoridad", la joven señaló a El Tribuno: "Nunca vimos un operativo de tal magnitud por una persona fumando. Fue un hecho de mucha violencia".

María Pía Ceballos, titular del área de la Diversidad Sexual del Gobierno de Salta, expresó que la concentración se realizó "en repudio a la represión policial" y la discriminación.

"Nos parece que hay que repudiar cada acto de violencia. Este sistema viene a callar y a disciplinar los cuerpos de la disidencia sexual. Constantemente estamos denunciando los atropellos de la Policía", dijo Ceballos.

Tras el encuentro de diferentes organizaciones en la plaza Belgrano, se hizo un "besazo" frente a las puertas de la Central de Policía. Parejas de mujeres expresaron su afecto para pedir respeto por la diversidad y las minorías.

"El beso viene a significar el amor frente a tanto odio, homofobia y transfobia que hay en la sociedad. Es una acción solidaria en un lugar muy significativo, como la Central de Policía", sostuvo María Pía Ceballos.

Hubo pancartas con leyendas como "basta de represión", cantos y una performance artística.

"Políticas nulas"

"Pese a la ley de identidad de género y matrimonio igualitario, las políticas públicas para incluir a personas LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y trans) son nulas", afirmó Cami Franco.

La integrante de "Las Otras, Colectiva Feminista" también resaltó que el proyecto de ley para que haya un cupo laboral destinado a personas trans en los organismos del Estado está "estancado" en la Legislatura.

La joven también cuestionó que no se aplique en Salta la ley de educación sexual integral, que debería servir para prevenir la homofobia y la lesbofobia.

"Todavía nos sacan de las plazas y los bares. Sufrimos la discriminación de la sociedad y de todas las instituciones", lamentó.

“Es un hito clave”

“La convocatoria es por las chicas de Buenos Aires que fueron atacadas por besarse. Para nosotras este es un hito clave por el que tenemos que salir a reclamar”, expresó ayer a la tarde durante el “besazo” Guadalupe, de la organización Arpías, que se define como un espacio dedicado a la lectura y la reflexión contra la lesbofobia.

“Nuestra organización está apoyando esta lucha porque vivimos mucho esto, la discriminación, que nos digan cosas, el acoso callejero, muchas compañeras sufren acoso laboral”, indicó Guadalupe. 

“En Arpías estamos trabajando desde 2012 con estas cuestiones y la visibilidad lésbica es nuestra primera lucha”, agregó.


 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...