*

Trump volvió a cargar contra la prensa y prometió un nuevo decreto migratorio

El presidente Donald Trump, advirtió hoy que "la prensa está fuera de control" por las últimas acusaciones periodísticas contra su gobierno y su presunta conexión con Rusia, y adelantó que "la semana próxima firmará un nuevo decreto para proteger al país", en referencia a su veto migratorio, que fue suspendido por la Justicia.
El mandatario norteamericano hizo un recorrido por su primer mes de gobierno en una rueda de prensa y concluyó que "nunca hubo un presidente que haya hecho tanto en tan poco tiempo", según la transmisión en vivo de la Casa Blanca. 
"Para ser honesto, heredé un desastre, es un desastre, en casa y en el extranjero", sentenció Trump e incluyó otras definiciones como la firma de tratados comerciales que consideró "que matan puestos de trabajo".
"Acá las drogas son más baratas que un caramelo", sentenció también el mandatario. 
Pese a esa pesada herencia, Trump sostuvo que su "gobierno está funcionando como una máquina bien aceitada" y responsabilizó de los traspiés que ha tenido hasta ahora a la oposición demócrata "que se niega a confirmar a nuestro gabinete en el Senado". También a la Justicia, sobre la que señaló: "Estamos salvando vidas cada día, aunque las cortes no nos lo están haciendo fácil". 
En el primer caso, Trump nominó formalmente al abogado Alexander Acosta, el primer hispano que entraría al gabinete, para que encabece el Departamento de Trabajo y le pidió a la oposición demócrata que no retrase su designación para comenzar a "hacer grande a Estados Unidos de nuevo".
Trump nominó a Acosta, el actual rector de la Escuela de Derecho de la Universidad Internacional de Florida y uno de los pocos elegidos por el magnate que tiene experiencia en la función pública, apenas un día después de la renuncia de su primera opción, el empresario, Andrew Puzder, un hombre cuestionado por la oposición y la sociedad civil.
Pese a que el oficialismo republicano tiene mayoría en el Senado, Puzder era tan resistido que no consiguió los votos necesarios para ser confirmado al frente del Departamento de Trabajo. 
En el segundo caso, Trump acusó a la Corte de Apelaciones federal de San Francisco de haberse equivocado al mantener la suspensión de su veto inmigratorio, una medida que provocó una ola de repudio y protestas dentro y fuera del país, y prometió que "la próxima semana firmará un nuevo decreto para proteger integralmente al país". 
Trump no dio detalles sobre cómo será el nuevo decreto migratorio, pero aprovechó la oportunidad para ratificar todas sus medidas migratorias: la construcción de un muro en toda la frontera con México  que "no será como la que tenemos ahora, una que no existe o es un chiste" y la imposición de sanciones contra las ciudades y los estados que actúen como santuarios para inmigrantes que viven ilegalmente en el país. 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...