*

Ya no se puede usar purpurina en clase ni venderla a los niños

Por Carina Costello

Afiches, caricaturas y tareas de plástica con purpurina pasarán a la historia en las escuelas por la puesta en vigencia de una norma local que prohíbe usar este material, aprobada en diciembre en la Legislatura.

La Ley Provincial 7.974 determina que ya no se podrá utilizar ni llevar este producto a las aulas o venderlo a menores de 18 años.

La determinación apunta a evitar los reiterados accidentes por la inhalación de purpurina, que puede generar daños en la visión y en el aparato respiratorio.

Uno de los fundamentos de la ley surgió de un caso ocurrido en 2014 en Santiago del Estero, cuando un niño falleció luego de aspirar purpurina.

Mauro López, de tan solo siete años, aspiró el producto accidentalmente al colocarlo en un silbato plástico y tratar de soplar. El pequeño sufrió primero muerte cerebral y falleció a los pocos días.

En el mismo año, en Salta, un bebé de 11 meses inhaló de forma accidental un frasco de purpurina que su mamá tenía guardado porque lo utilizaba para hacer artesanías.

El bebé salvó su vida luego de estar hospitalizado durante varios días con serios problemas en el aparato respiratorio.

El Ministerio de Educación de Salta resolvió notificar a los padres sobre la nueva disposición durante la primera semana de clases en todas las escuelas.

Riesgos

La Sociedad Argentina de Pediatría solicitó que se prohíba el uso de la purpurina, que no es lo mismo que la brillantina.

Ambas son tóxicas pero esta última es más difícil de aspirar. En cambio, la purpurina es volátil y directamente va a los bronquios. Además, contiene metal, cobre, plomo y estaño.

Frente a estas situaciones, en Salta se resolvió impedir su uso y venta a menores de edad.

El primer artículo de la Ley 7.974 prohíbe la venta a menores de edad de productos "de origen industrial con componentes metálicos identificados como purpurina o brillantina y demás tóxicos similares".

La norma rige para todos los establecimientos comerciales de la provincia, cualquiera sea su rubro.

El artículo dos hace referencia a que este material se debe vender en paquetes debidamente sellados y con indicaciones precisas sobre cómo actuar en casos de intoxicación.

Además, los envases deben incluir en la etiqueta la leyenda: "Producto tóxico. Su uso debe estar supervisado por un mayor".

Los comercios tienen la obligación de exponer en un lugar visible información que permita que los consumidores estén al tanto de los riesgos que supone la manipulación de purpurina en los hogares.

Por otra parte, los comercios deben asegurar que el lugar destinado a la exhibición de este producto se encuentre fuera del alcance de los niños.

En el artículo tres se prohíbe el uso, tenencia o manipulación de este material "en las unidades educativas, públicas y privadas de los niveles inicial, primario y secundario de la provincia de Salta".

Entre el 1 y 2 de marzo, mientras se realizaban los trámites finales de inscripción, los docentes y directivos notificaron por escrito a los padres sobre las nuevas directivas de trabajo en las escuelas y difundieron información sobre el riesgo que implica el uso de purpurina o brillantinas.

La secretaria de Defensa del Consumidor, Carina Iradi, destacó en diálogo conEl Tribunoque es necesaria la difusión de esta nueva normativa para que los comercios conozcan los detalles de la ley y eviten posibles multas.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...