De niño prodigio en un reality, a violinista genial en la web

Al violinista salteño Stepan Grytsay lo conoció el país cuando, en 2008, llegó a la final del reality Talento Argentino. En aquel momento hipnotizó al público interpretando magistralmente temas de Astor Piazzolla como “Uomo del Sud”, “Adiós Nonino” y “Libertango”. Con tan solo 11 años, Stepan se plantó en el piso de Telefe y ejecutó su instrumento con tanta destreza y seriedad que enseguida recibió el rótulo de “violinista prodigio”. Hoy, con 20 años, el joven nacido en Ucrania y asentado en Salta a los 4 años, es un profesional de la música, recibido con honores en el Marianopolis College de Montreal (Quebec, Canadá). Toca en diferentes grupos, compone sus propios temas y, además, tiene cientos de seguidores en las redes sociales, donde comparte sus interpretaciones y creaciones originales. “Entre otros proyectos que llevo a cabo se encuentra la música para películas y comerciales -le contó Stepan a El Tribuno desde la fría Montreal-. También hago colaboraciones con otros músicos y compositores. Hay una película de Hollywood que se acaba de estrenar en EEUU, llamada ‘John Wick: Chapter 2’, con Keanu Reeves, donde usaron una de mis interpretaciones para una escena. Mi nombre aparece en los créditos”, precisó Stepan. 
El violinista comparte asiduamente sus trabajos en Internet. “Desde mi cuenta en Instagram he empezado numerosos proyectos con músicos de diferentes latitudes del mundo; esto me permite practicar tanto el instrumento como la edición de audio”, contó Stepan, cuyos videos cosechan cientos de “like” y comentarios. Canchero y desinhibido, el músico desgrana la magia de su violín reversionando clásicos o electrizando la pantalla con sus propias obras, que abarcan un amplio espectro: “Hoy me dedico a explorar estilos y áreas de la música que nunca antes había abordado. Hice un curso de introducción al jazz para mejorar mis habilidades en la improvisación, aunque también he experimentado mucho con rock, música electrónica, música celta, electro swing, pop y, obviamente, música clásica y contemporánea. Mi actual repertorio abarca covers y piezas musicales de todo tipo, incluyendo obras propias, escritas e improvisadas. Mi objetivo es poder entender la estética de diversos estilos, analizarla, acostumbrarme a sus elementos y técnicas, y poder convencer al público de la autenticidad de los sentimientos transmitidos”, contó Stepan.


El músico vive en una casa en el barrio de Notre Dame de Grace, en Montreal, donde el año pasado montó un estudio de grabación casero: “Me permite lograr una mejor calidad de sonido. Me apasiona el manejo del hardware y software que se ha desarrollado para componer y grabar música. He pasado toda mi vida junto a mi instrumento y lo amo, pero me encantaría ampliar otros conocimientos sobre áreas de la música que también me interesan, como la producción musical, la ingeniería en sonido y el sound design, que es lo más complicado porque requiere conocimientos de física”, afirmó Stepan, confeso amante de la tecnología. 
El músico se mueve simultáneamente en varias redes sociales y sabe barajar bien los tantos en cada una: “Creé mi cuenta de Instagram para subir covers de canciones populares, ya que mi cuenta de YouTube es mucho más vieja, más ‘seria’. En YouTube solo me limito a subir composiciones propias y obras clásicas de dominio público que no van a causar problemas de Copyright. Desde siempre he considerado las redes sociales como un gran portfolio al que todos pueden acceder para conocer mi historia, mi crecimiento y mis intereses. La mayoría de las audiciones y proyectos que me surgieron tuvieron mucho que ver con gente que había accedido a ese ‘historial’ de videos que tengo en la web, abarcando más de 10 años de mi vida”, destacó el músico.


En 2008 Stepan no ganó la final de Talento Argentino, pero en 2011 triunfó en el Concurso YouTube que lo posicionó en las filas de la prestigiosa Symphony Orchestra (YTSO). En ese momento tenía apenas 14 años. Desde entonces -admite con humildad-, su vida ha sido un permanente aprendizaje. Porque vivir de la música es un desafío en cualquier parte del mundo: “En épocas de paz o de guerra, de crisis o desarrollo, los músicos siempre tratamos de adaptarnos a todo. Actualmente, con el acceso a internet y las posibilidades que la red te ofrece, hay muy pocos límites en el aprendizaje de la música y las artes en general. Sin importar el instrumento o la disciplina, uno tiene que practicar mucho para desarrollar una buena técnica. Eso no se estudia, simplemente se hace. Una vez lograda la técnica de base, se puede explorar otros métodos, estudiar diferentes culturas y estilos musicales sin necesidad de viajar por el mundo para lograrlo, aunque a mí me encantaría hacerlo algún día. Por último, cabe destacar que tanto en la música como en la vida, a veces hay que estar en el lugar correcto y en el momento adecuado, como dijo Woddy Allen. Todo músico busca oportunidades para mostrar lo que hace, e internet nos ayuda a conseguirlo”, sentenció Stepan. 


Habitante digital

El canal de Stepan Grytsay en YouTube es www.youtube.com/ stepan violin. En Instagram es @stepanviolin (allí se encuentran todos sus covers y el músico le da a sus seguidores la posibilidad de sugerir otros). Su sitio web es stepangrytsay.com.

 


 

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...