El estreno más esperado del año, vivido con  Club El Tribuno

Los socios vieron ayer “Logan”, el final de la trilogía de Wolverine, en Cinemark. 

Ayer los socios del Club El Tribuno disfrutaron de un avant premiere de la película del universo Marvel más esperada del año: “Logan”. Desde las 19.30 se encolumnaron para aguardar su entrada en la sala. 
Las amigas Florencia Flores (22) y Antonella Cayo (21) le contaron a El Tribuno que asistieron atraídas por el protagonista de la saga, Hugh Jackman, actor que se puso en la piel de Wolverine, el mutante de garras retráctiles de adamantium, en nueve ocasiones desde 2000 hasta este año. 
Florencia agregó que había disfrutado de la experiencia de ser invitada por Club El Tribuno a un preestreno en varias ocasiones. 
Las historias sobre Wolverine en el cómic datan de 1974 hasta la actualidad, por lo que es conocido por varias generaciones. Andrea (33) y Gabriel Tapia (10), madre e hijo, comparten la afición por los héroes de Marvel. “Me enteré por la fanpage de El Tribuno de la promoción y no podemos creer que nos ofrezcan algo tan bueno, a pesar de que siempre disfrutamos de los beneficios con las compras”, dijo ella.
“Yo admiré siempre a las personas que tienen superpoderes. Son de mi infancia. Cuando yo era un chiquillo, porque ya voy a cumplir 11”, comentó, con toda naturalidad, Gabriel.
Mirta Guanca (52) y Carlos Williams (17), también madre e hijo, dijeron que en otras ocasiones incluso habían podido ir de a cuatro a los preestrenos, porque otro miembro de la familia tiene Club El Tribuno. 
“A mí me gusta venir al cine y los acompaño siempre a mis hijos porque me posibilita aggiornarme un poco con los gustos de ellos”, comentó ella.
Para algunos de los socios la de ayer era la primera vez que iban a ingresar en el complejo Cinemark. O incluso conocer el Paseo Salta, remodelado prácticamente a nuevo del antiguo Hipermercado Libertad. 
Era el caso de Sebastián Jaime (38), quien asistió acompañado de su hermana Celeste Jaime (36), su madre Zulema Álvarez (61) y su esposa Dolly Méndez (38). “Es la primera vez que participo y lo que más aprovechamos es la posibilidad de tener una entrada gratis en un avant premiere y la salida en familia”, señaló él. Zulema, alejada de las creaciones ficcionales del tanque estadounidense Marvel Cómics, mostraba una excelente disposición para el asombro. 

La trama

Tras 25 años sin que se supieran noticias de algún mutante vivo, Logan, bajo la identidad de James Howlett (que lo liga con su pasado), vive en una propiedad abandonada por una compañía asiática con el profesor Charles Xavier, en Texas (México). Se han exiliado del mundo huyendo de un terrible hecho que ocurrió en Westchester (Nueva York) y que supuso el fin de los Hombres X que constituían la familia de ambos. Charles debe tomar una medicina que le mengua los efectos de una enfermedad degenerativa que ha puesto incontrolable al hombre cuyo cerebro Seguridad Nacional de Estados Unidos considera el arma más peligrosa sobre la Tierra. 
Logan trabaja ofreciendo sus servicios de chofer de limousine, mientras ahorra dinero para la compra de un yate que llevará a ambos a altamar sin plan de regreso. Mientras, acepta los servicios de cuidador de Caliban, un mutante albino, con una tez pálida y grandes ojos amarillos cuyo don es localizar a otras personas con alteraciones genéticas y superpoderes. Todo parece transcurrir conforme los planes de dos personas sin esperanza alguna, hasta que se atraviesa en el camino de Logan la exenfermera Gabriela López. Ella perteneció a un laboratorio, Transigen, aparentemente especializado en procurar la cura para el cáncer infantil; pero detrás de este proyecto hay una trama oscura orquestada por una conocida organización cuyo interés es clonar mutantes para entrenarlos como a letales soldados. 
Gabriela le pide a Logan ayuda para llevar a una niña, Laura Kinney (o X-23), a un sitio de Dakota llamado Edén, cuyas coordenadas aparecen en un cómic sobre los Hombres X. 
Laura tiene el factor de la regeneración y garras y esqueleto de adamantium como Logan, al que este compuesto está matando lentamente. ¿Habrá para Charles, de 90 años y Logan, de más de 200, un final más heroico que el de la autodestrucción?
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...